ovacion

El Newell's del Mono Burgos arrancó con el pico y la pala

Newell's privilegió el orden y ocupar los espacios para no regalarse. Fue competitivo y sumó el punto que mereció.

Sábado 20 de Marzo de 2021

Desde lo futbolístico, lo táctico y lo estratégico, Newell’s tuvo otras coordenadas, diametralmente opuestas a las que pregonaba Frank Kudelka. Con el Mono Burgos quedó clarísimo desde el primer minuto que este equipo intentará jugar a otra cosa. La tenencia de la pelota y la búsqueda de un juego vistoso como pregonaba, aunque no concretaba, la gestión anterior deberán esperar. Ahora con el Mono el mandamiento básico es el orden, el respaldo de las líneas y morder en cada pelota dividida como si fuera la última. Por momentos el equipo rojinegro lo logró, en otros sufrió el juego ancho y de buen pie de Unión, un rival que el mayor peligro lo generó en el primer tiempo. Fue empate en cero, justo por el trámite. Lo positivo para Newell’s es que tuvo un plan y buscó respetarlo. Con pico y pala, más que con brillo. Pero el equipo debía ser competitivo y ayer lo fue.

Desde el inicio Newell’s buscó ser compacto, no regalar espacios y tener las líneas juntas. El rigor táctico es la piedra basal desde la que Burgos quiere comenzar la reconstrucción. La lepra intentó jugar en 40 metros, al inicio con una línea de cuatro defensores y Pablo Pérez parado como único volante tapón distribuidor. Por delante hubo otra línea de cuatro integrada por Cristaldo, Sforza, Maxi y Giani, y el único delantero fue Scocco.

En la etapa inicial Newell’s por momentos logró progresar en base a la disciplina táctica, pero en varios pasajes se desordenó y hasta pudo ir a sacar del medio.

En una gran combinación entre Maxi y Cristaldo, no llegó Giani a conectar. Pero Unión con el paso de los minutos atacó con profundidad por izquierda y complicó muchísimo con las trepadas de Peñailillo.

Cristaldo hizo un gran sacrificio, pero lo suyo no es el retroceso y se notó. La lepra volvió a arrimar peligro con un tiro desde afuera de Pérez en el final de la etapa.

En el complemento ingresó Llano para equilibrar la banda derecha y armar una línea de cinco defensores, y a redoblar el esfuerzo a puro pico y pala. Justamente Maxi habilitó clarito al espacio y Llano tiró cruzado apenas afuera.

Newell’s juntó líneas, se agazapó y buscó sorprender mal parado a Unión, que tuvo campo para adelantarse. En el retroceso Newell’s armó una telaraña que al tatengue le costó vulnerar.

Adentro Cacciabue, Fernández y Cabrera, afuera Maxi, Sforza y Scocco. Y seguir batallando con más oxígeno. Newell’s era toda austeridad y dientes apretados, buscando armar la jugada que lo acerque a la victoria, aunque al arco tatengue no lo tenía cerca. De arriba lo perdió Capasso de cabeza.

Todo Newell’s defendía detrás de la pelota y Unión no encontraba los espacios. Por eso la lepra hasta tiró el resto en busca del triunfo, pero le faltó profundidad. Un buen punto de partida, en especial porque esta vez tuvo un libreto en la mano y en varios pasajes lo respetó. Claro que debe ser el comienzo de la remontada, pero al menos anoche fue competitivo.

Salió del ostracismo

Juan Pablo Freytes volvió tras un largo tiempo.Había jugado 5 partidos en 2019, fue bajado a la Rosarina y ayer reapareció. Fue al banco y entró en el 2º tiempo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario