Central

El equipo es sólo Ledesma

El arquero ratificó su gran momento y evitó el papelón ante el Tiburón en Arroyito

Martes 16 de Abril de 2019

Central perdió 2 a 0 ante Aldosivi. Y si no recibió más goles fue porque Jeremías Ledesma volvió a ser la figura de un equipo que sigue sin rumbo. El arquero evitó el gran papelón de la noche en un Gigante que ardió nuevamente en el dolor y se consumió en la impotencia. El pergaminense parece que juega solo en un estructura que está compuesta por diez apellidos más.

Cuando el arquero es lo mejor que muestra una formación es porque el resto de los futbolistas hace las cosas muy mal. El canalla se acostumbró a perder. Sigue cosechando derrotas en todos los frentes. Le pasó en la Superliga, en la Copa Libertadores y ahora en el estreno de la Copa de la Superliga puso la mejilla por naturaleza.

Ledesma arrancó teniendo una noche por demás de movida. A los diez minutos se lució en una triple atajada. Primero le ahogó el grito a Colman, en el rebote privó de festejar a Chávez y en la acción seguida metió un manotazo desde el piso para ganarse los primeros aplausos.

Central daba muchas ventajas en líneas generales. Pero era un flan recién hecho en la última línea. Fue así que a los 27' el arquero auriazul tuvo que intervenir otra vez para dejar las cosas como estaban. Esta vez alcanzó a desactivar con mucho esfuerzo un centro envenenado de Iñíguez.

Y como la pelota seguía en poder de Aldosivi, Jeremías alcanzó a taparle una gran ocasión de gol a Nahuel Yeri (35'). Sin embargo, a los 45' demostró que es humano. A los 45' Iritier pateó con polenta, la pelota pegó en el palo izquierdo primero y rebotó en la espalda del 1 para luego perderse en el gol ante la bronca del pergaminense.

Si bien en el complemento tuvo menos tarea, lo cierto es que intervino en un par de acciones más. Pero no pudo evitar que el tiburón decretara el 2 a 0 por intermedio de un jugador formado en las inferiores canallas como Ezequiel Videla.

Ledesma se llevó el premio consuelo por escándalo. Cada vez que tocó la pelota, la gente se lo retribuyó con incesantes aplausos. Quizá para demostrarle al resto que sigue siendo el único futbolista canalla que sigue estando a la altura de las diferentes circunstancias.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});