Newell's

Domínguez vuelve a aparecer en escena

Mientras en Newell's esperan por Heinze no habría que descartar al ex DT de Huracán y Colón.

Miércoles 22 de Mayo de 2019

Hasta que la dirigencia rojinegra no escuche de la boca de Gabriel Heinze que se quedará para continuar con el proyecto en Vélez, en Newell's mantienen la mínima esperanza de reunirse con el Gringo y ofrecerle el cargo de entrenador en reemplazo de Héctor Bidoglio. También es cierto que el paso de los días tuvo el efecto de una coctelera en la cabeza de Heinze. Sobre todo después de disfrutar del carácter competitivo que mostró su equipo pese a la eliminación ante Boca por una de las semifinales de la Copa Superliga. Esa actuación en la Bombonera movió el tablero de acción. Porque en Vélez confían cada vez más en que Heinze seguirá en el club. Y, como contrapartida, en Newell's ya empezaron a desfilar algunos nombres de entrenadores que antes no corrían la carrera porque la posibilidad de Heinze estaba más latente que nunca. En la grilla se ubican Frank Kudelka, Juan Pablo Vojvoda y en las últimas horas se sumó el nombre de Eduardo Domínguez, un viejo anhelo de la dirigencia leprosa.

"Hasta que Heinze no diga públicamente que seguirá en Vélez, nosotros esperamos con confianza. Sería lo ideal que el Gringo sea el técnico de Newell's, pero también está en todo su derecho si decide seguir en Vélez. Una vez que él esté sin trabajo, recién ahí vamos a tratar de contactarlo", fue la respuesta de una alta fuente dirigencial leprosa cuando fue consultada por Ovación.

En Newell's también saben que Vélez hará todo lo que esté a su alcance para darle con los gustos a Heinze. De hecho, la propuesta que le formalizaron lleva más de cinco meses sin contestar y, según cuentan, si el Gringo aún no respondió es porque primero quiere estar seguro de que le vendan a lo sumo a un jugador y no más, como planea la dirigencia. Justamente estas discrepancias provocaron que el tesorero velezano, Juan José Moreira da Costa, renunciara a su cargo luego de discutir con el presidente Sergio Rapisarda, quien le propuso que para retener a Heinze sólo había que vender a Thiago Almada o Matías Vargas.

"El tesorero renunció porque discutió con Rapisarda. No le gustaron algunas cosas que le plantearon y se fue. En esa reunión dijo que para equilibrar las finanzas había que vender más de un jugador. Y Rapisarda le contestó que si accedía a eso, Heinze no continuaba. Entonces para evitar roces, renunció", le confió a este diario una voz vinculada a Vélez.

Si la continuidad de Heinze en Vélez ya se "cargó" al tesorero, la lógica indica que harán todo lo posible para retenerlo. Otro indicio que dio el ex defensor de Newell's fue que habría pedido sumar a Fernando Gago, quien es su amigo, como un hombre de confianza para la estructura de las inferiores. Igual, todavía no está dicha la última palabra. Hasta que Heinze no responda sobre su futuro. Por lo pronto, el plantel velezano se entrenó ayer por última vez y ya entró en vacaciones. A más tardar, Heinze debería contestar en lo inmediato qué hará de su vida.

Mientras tanto, Newell's comenzó a mover algunas fichas. El vicepresidente Cristian D'Amico estuvo reunido la semana pasada con el empresario Christian Bragarnik por la transferencia de Lisandro Martínez al Ajax (ver aparte) y le preguntó por la situación de Jorge Almirón. Pero rápidamente el ex DT de San Lorenzo quedó descartado porque no convence en algunos aspectos relacionados con el manejo grupal, un inconveniente que terminó por cavarle la fosa en la salida del Ciclón. También están en carpeta Kudelka, Vojvoda y ahora no habría que descartar a Eduardo Domínguez, quien antes de confirmarse la continuidad de Bidoglio no aceptó y terminó en Nacional de Montevideo. Desde el círculo cercano de Domínguez afirman que esta vez se sentaría a charlar para encarar un proyecto, aunque la realidad es que aún la dirigencia no intensificó los llamados porque primero quiere saber que la chance de tener a Heinze es inviable.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario