Ovacion

Diego Schwartzman, el último gladiador

Diego Schwartzman cayó ante Novak Djokovic en la final del Masters 1000 de Roma y no pudo ser top ten, pero el Peque trajo un soplo de aire fresco para el tenis nacional tras la Legión y Delpo.

Martes 22 de Septiembre de 2020

Pasado el mediodía de ayer Diego Schwartzman veía concluir su sueño al sentenciarse la derrota ante el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, por 7/5 y 6/3 en la final del Masters 1000 de tenis de Roma, jugada sobre polvo de ladrillo en el court central del Foro Itálico. Pero este desenlace, si se quiere dentro de la lógica, cerró una semana muy positiva para el hoy último legionario de una camada argentina que ya no está.

8 ovacion_AP_76386586__22-09-2020__10.00x6.60.jpg

El Peque había despachado al canadiense Denis Shapovalov en la semifinal y en cuartos al español Rafael Nadal, lo que además de certificar el triunfo más resonante de su carrera lo llevó a confirmar que ahora ocupa un lugar que parecía vacante entre los tenistas argentinos que aspiran a pelear de igual a igual con la élite mundial. Y así lidera una camada que podría llamarse de “explosión tardía”, a la que deberían sumarse los rosarinos Federico Coria y Renzo Olivo, en la rama masculina, y a la también rosarina Nadia Podoroska entre las mujeres, quien precisamente parece centrar últimamente más la atención ya que su ascenso opaca lo que vienen demostrando sus pares varones.

El de Villa Crespo es el de mejor actualidad del tenis nacional y al contrario de muchos exponentes de la llamada Legión Argentina, la generación nacida a la sombra del padre fundador, Guillermo Vilas, y su escudero José Luis Clerc, llegó a las puertas del top ten con 28 años, porque de haber logrado ayer el título en la Ciudad Eterna habría alcanzado el 9º puesto e ingresado por primera vez al círculo de las mejores diez raquetas del mundo. Aunque la derrota ante el hoy líder del listado lo depositará en el puesto 13 del escalafón, dos menos de su mejor registro, en junio de 2018.

El Peque encabeza una generación que se acerca a los treinta años y es el mejor argentino en el ránking de la ATP seguido por Guido Pella, de 30 años, que en el listado actualizado el 14 de septiembre antes del torneo romano estaba en el escalón 37; Juan Ignacio Londero, 27 años, en el puesto 67; Federico Delbonis, en el 78, con 29 años, y finalmente el rosarino Federico Coria, 104º, quien con 28 años pugna por entrar a los 100. Este es un caso especial, ya que el tenista local es uno de los tantos casos de deportistas que tuvieron que lidiar con la sombra de un hermano que brilló desde muy chico, al que justamente apodaban el Mago y que a la edad de Federico se había retirado, ya que colgó la raqueta en abril de 2009 con tan solo 27 años y 3 meses, tras figurar en el top ten durante 3 temporadas seguidas (2003, 2004 y 2005), alcanzando el 3 en las dos últimas.

Ahora Diego Schwartzman parece volver a ilusionar al mundo del tenis argentino que venía cabizbajo luego de las mieles alcanzadas por la Legión, conformada por una pléyade de jugadores nacidos entre 1975 y 1984 y que en la década del 2000 llevó al tenis local a la cúspide mundial.

Novak Djokovic vs Diego Schwartzman | Rome 2020 Final Highlights

La generación de oro llegó a tener más de 20 jugadores entre los mejores cien del mundo y muchos de ellos durante ese período fueron top ten. Aunque el mayor punto de inflexión fue en 2005, cuando cuatro tenistas argentinos se ubicaron entre los diez mejores del planeta de manera simultánea. Ellos fueron David Nalbandian, el nombrado Guillermo Coria, Gastón Gaudio y Mariano Puerta.

Fue exactamente en el mismo año en el que un longilíneo Juan Martín Del Potro daba sus primeros pasos en el circuito marcando el inicio de una bisagra tras la Legión, que lo llevaría en 2008 a ser el más joven en el top 10 y a pelear con los mejores durante una década (además de ser clave en el título de la Copa Davis 2016), donde llegó al 3º puesto en 2018 pese a la seguidilla de lesiones que en 2019 lo sacaron del top 100 tras su última operación de rodilla.

Ahora, en la previa de Roland Garros, parece ser el turno de Schwartzman para pelear cara a cara con los dueños del feroz circo del tenis profesional. El último gladiador argentino. Y por ahora, el único.

"3 Títulos ATP ganó Schwartzman en su carrera: en 2016, ATP 250 Estambul; 2018, ATP 500 Río de Janeiro y 2019, ATP 250 Los Cabos (México)"

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS