Newell's

Correctivo de Kudelka

Puso en cancha a 4 atacantes con roles distintos. Palacios y Panchito González por las bandas en el medio y Nacho y Maxi, los puntas

Lunes 16 de Noviembre de 2020

Newell’s cambió a tiempo el dibujo táctico en la previa del triunfazo del sábado ante Lanús y el acierto fue todo del entrenador Frank Kudelka, que sabía que su equipo necesitaba un ajuste de tuercas. Lo hizo y así la lepra cantó victoria por primera vez en la Copa de la Liga Profesional. Hay que decir que el planteo leproso tuvo una particularidad esencial, que fue la inclusión desde el arranque de cuatro delanteros en cancha, pero que dos de ellos jugaron como volantes externos adelantados. Newell’s estuvo compensado y combativo en la mitad de la cancha, pero a la vez contó con un tremendo peso ofensivo para darle forma al 4 a 2 inapelable en la Fortaleza granate. Sebastián Palacios y Francisco González, como extremos del mediocampo, y Maxi Rodríguez y Nacho Scocco, formando un tándem de atacantes por el centro, plasmaron a la perfección el pizarrón que ideó Kudelka para imponerse en el duelo táctico a Luis Zubeldía.

No es común que en el fútbol argentino un equipo utilice a cuatro delanteros simultáneamente en cancha y Newell’s lo hizo desde el inicio en la visita a Lanús. Pero la clave estuvo en que dos de ellos no jugaron de atacantes netos, sino que retrocedieron como volantes externos y se pusieron el overol. Fue el caso de Palacios y Francisco González, dos puntos altísimos en cuanto al rendimiento en el gran triunfo leproso en el sur bonaerense. Panchito y el Tucu, que cambiaron de banda permanentemente, retrocedieron en la marca para cubrir los costados del mediocampo y sirvieron de primera barrera de contención para los laterales Facundo Nadalín y Mariano Bíttolo. De esta manera Newell’s logró controlar los embates del granate por los andariveles de la cancha. Y, además, tanto Pablo Pérez como Aníbal Moreno lograron focalizarse en copar el círculo central sin necesidad de correrse a los costados.

Más allá de la disciplina que tuvo para marcar, Palacios fue un demonio a la hora de encarar, generó chances netas, clavó el segundo gol leproso y asistió a Maxi en el cuarto grito rojinegro. Y Panchito también cumplió el doble rol de ir y venir, además de lanzar el centro preciso para el tercer gol de Santiago Gentiletti de cabeza. Mientras que los delanteros definidos fueron Nacho Scocco y Maxi Rodríguez, que se los vio muy cómodos para asociarse y pisaron con asiduidad el área rival. Incluso Nacho tuvo un remate a quemarropa en el primer tiempo que neutralizó el arquero granate. Y Maxi llegó libre en el final para empujar al gol el centro de Palacios y decretar el cuarto tanto rojinegro.

Kudelka utilizó a cuatro delanteros, pero dos fueron volantes adelantados por los costados, en un esquema 4-4-2. Fue un interesante planteo para equilibrar al equipo en el retroceso y, a la vez, acrecentar la ambición ofensiva.

Gentiletti, con una molestia

El zaguero Santiago Gentiletti “sufrió una dolencia en el grupo muscular posterior izquierdo y el martes en el regreso a los entrenamientos se evaluará si le realizarán estudios”, informó el cuerpo médico leproso. Además, habrá que seguir a jugadores que terminaron fatigados como Panchito González y Scocco, aguardar la evolución de Gabrielli, que fue aislado preventivamente. Julián Fernández tiene Covid. El arquero Alan Aguerre será operado este martes de la luxación del codo derecho que sufrió ante Boca. Y luego, según los plazos que arroje su recuperación, se definirá si se busca a Rodrigo Rey, actualmente en Grecia, para que se sume como una incorporación en el puesto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario