Copa Sudamericana

Colón perdió 3 a 1 y se quedó en la puerta de la historia

El equipo sabalero se llenó de impotencia en la lluvia de Asunción y hasta erró un penal. Al final intentó la heroica pero no fue campeón.

Domingo 10 de Noviembre de 2019

Los 35 mil sabaleros que coparon Asunción no tuvieron consuelo. Un equipo veloz, tocador, más joven como Independiente del Valle aprovechó al máximo el terreno inundado por momentos de La Nueva Olla y les robó una enorme ilusión que se transformó en una profunda frustración. Colón se quedó en la puerta de la historia, de convertirse en el primer equipo santafesino en ganar la Copa Sudamericana, en obtener un trofeo increíble ya que nunca pudo ganar siquiera un campeonato local. La tormenta que se desató al momento de iniciarse el encuentro aguó por completo la fiesta, al punto que en ese primer tiempo ya perdía 2 a 0 y no pudo remontarlo ni siquiera con la chance inmejorable de la Pulga Rodríguez al inicio del complemento con un penal que malogró, o con el descuento de Olivera a los 88’. En el último instante una contra terminó de sepultarlo. Fue 3 a 1 y título para Independiente del Valle.

Y nunca dejó de llover en el nuevo estadio de Cerro Porteño. Tanta agua cayó que el árbitro debió pararlo casi una hora. Claro, todo salió tan a contramano que la decisión la tomó enseguida de

ese testazo a quemarropa de León, que se le escurrió entre las piernas a Burián. Pese al análisis del VAR, no hubo caso. Iban 30’ y los malos presagios se instalaron en el entonces animado pueblo sabalero.

Casi una hora después, en la reanudación, el segundo cachetazo a los 40’ ya casi lo deja nocaut. Quedaba claro que enfrente tenía un equipo de los livianitos que se movía como pez en el agua. Por eso Jhon Sánchez corrió como una gacela desde mitad de cancha por izquierda para entrar al área raudo y cuando iba a asistir a Torres, la pierna de Olivera se interpuso para otra vez burlar a Burián.

El golpe fue durísimo pero Colón se mostró entero en el inicio del complemento, siempre con una cortina de agua en el medio. Fue a buscar decidido el arco de enfrente y encontró una chance. Vigo envió el centro pasado y el ex Newell’s Hernán Pellerano desestabilizó a Morelo en el salto. El juez dio penal, el VAR se lo hizo revisar pero la Pulga Rodríguez tuvo la gran chance de volver a ser el héroe. Esta vez no ejecutó con calidad como en la semifinal a Mineiro, sino que trató de asegurar con un remate fuerte, pero Pinos le adivinó la dirección y se lo sacó.

Fue el principio del final. Faltaba mucho pero recién a 2’ del final Olivera tuvo revancha con un gol de karateca y Colón revivió. La última corrida de Dájome lo dejó sin historia. Llegó hasta la puerta.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario