Ovación

Central y Newell's buscan llegar a buen aeropuerto

Central y Newell's trabajan juntos para que sus rivales coperos aterricen en Rosario y así conservar la localía. Debutan el martes, en Paraguay y en Brasil.

Miércoles 14 de Abril de 2021

Newell’s y Central están realizando intensas gestiones en conjunto para poder ser locales, tanto en el Coloso, como en el Gigante, en la Copa Sudamericana que para ambos comenzará el martes próximo, aunque el debut en el certamen continental será en condición de visitante. Pero además de la posibilidad de jugar en sus respectivos estadios, que todo indica que lo lograrán según ambas dirigencias, también buscan contar con la autorización para poder volar desde Rosario cuando deban viajar al exterior. Por ello, en el Parque y Arroyito trabajan codo a codo para obtener la habilitación de parte de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), ya que esta entidad debido a la situación epidemiológica definió que los ingresos y las salidas en vuelos internacionales sean exclusivamente por Ezeiza, excepto las autorizaciones especiales. Ocurre que por reglamento de Conmebol la cancha a utilizarse no puede estar a más de 150 kilómetros de distancia de la terminal aérea y esto llevaría a ambos a tener que jugar en Buenos Aires. Igual hay optimismo en que la gestión prospere.

  De esta manera, con la pandemia los equipos rosarinos por ahora tienen dos escollos que saltar, que están tratando de resolver cuanto antes. Uno es tratar de conservar la localía y el otro es poder despegar desde Rosario cuando deban jugar en condición de visitante. Justamente los estrenos de ambos serán la semana que viene afuera del país. Central arrancará el martes, a las 21.30, en Paraguay ante 12 de Octubre, que será local en el estadio Luis Alfonso Giagni de Sol de América, en el barrio Villa Elisa del Gran Asunción, con capacidad para 11.000 personas. Por la dudas, el canalla ya resolvió que volará el lunes desde Buenos Aires. Mientras que Newell’s tendrá su estreno copero también el martes, a las 19.15, en Brasil en el estadio Antonio Accioly de Goiania, que tiene una capacidad de 12.500 personas.

Está claro que la pandemia no permite público en las tribunas.

  “Rosario es uno de los diez aeropuertos del país que está integrado a la red sanitaria nacional y está apto para recibir a cualquier vuelo. Pero hay un condicionamiento de parte de la Anac debido a la pandemia, que es el organismo que debe autorizar cualquier viaje internacional que se realice en el interior del país”, le explicó a Ovación Eduardo Romagnoli, presidente del Aeropuerto Internacional Islas Malvinas.

  El pedido de autorización ante la Anac que están gestionado los clubes rosarinos a través de distintas charlas podría tener una demora de algunos días, aunque todas las partes consultadas por Ovación son optimistas en que por la buena voluntad de los entes involucrados se resolverá satisfactoriamente.

  Ante este escenario por las dudas Central ya solicitó como cancha alternativa al Gigante de Arroyito al estadio de Arsenal en Sarandí. Mientras que Newell’s por ahora no definió una sede de localía opcional porque también confía como Central que la gestión y el permiso de utilizar el aeropuerto local tendrá un final satisfactorio.

  Si bien la pandemia recrudeció con la segunda ola y también se ampliaron las restricciones para viajar, la Anac en su momento autorizó en Rosario que aterricen o despeguen tres tipos de vuelos desde el exterior. Por ejemplo, el vuelo privado de Lionel Messi con su avión personal, o los servicios sanitarios de urgencia, como también los vuelos especiales como los que serían los de una delegación deportiva, tal como ocurrió con Emelec de Ecuador, en octubre del año pasado, que aterrizó en Rosario antes de medirse con Unión por Copa Sudamericana.

  “Cuando una delegación llega al aeropuerto de Rosario primero se hace el trámite de migraciones, luego se toma la temperatura con una cámara infrarroja, después se realiza un nuevo control con termómetro digital y a continuación se indica una prueba olfativa. Si hay algún signo de sospecha de Covid, se lleva adelante un hisopado obligatorio, que en caso de dar resultado positivo la persona debe remitirse a una burbuja de destino sanitario”, explicó Romagnoli.

  Si la gestión no prospera, los rosarinos deberían recibir a los rivales del certamen en Buenos Aires, ya que por reglamento de Conmebol las canchas deben estar ubicadas en un radio inferior a los 150 kilómetros del aeropuerto utilizado.

Una localía fuerte de canallas y leprosos

La prohibición de recibir vuelos internacionales en el aeropuerto de Rosario le impediría actuar a Newell’s y a Central en la Copa Sudamericana en sus estadios. Algo que sería inédito y que atentaría contra lo deportivo teniendo en cuenta lo fuerte que se hacen los equipos de nuestra ciudad cuando juegan en el Gigante o en el Coloso, sobre todo contra los equipos extranjeros.

En toda la historia, y por todas las competencias internacionales (Libertadores, Conmebol, Sudamericana y Mercosur), canallas y leprosos han disputado 108 partidos como local: Central lo hizo en 66 ocasiones y Newell’s en 42 oportunidades. Siempre jugaron de local en sus estadios excepto los rojinegros, que se mudaron a Génova y Cordiviola para disputar las finales de la Copa Libertadores 1988 ante Nacional y la de 1992 contra San Pablo. Pero nunca se movieron fuera de Rosario como puede suceder ahora.

Los números son elocuentes. Sobre 108 partidos de los rosarinos como locales, ganaron 63 veces, empataron 33 y perdieron 12 (seis de ellos ante equipos argentinos). Tienen una efectividad del 70 % de los puntos.

Central disputó 66 partidos y logró una efectividad del 71 % de las unidades en disputa con 40 triunfos, 20 pardas y 6 caídas. Mientras que Newell’s tiene un 65 % de efectividad jugando cotejos internacionales en Rosario. Sobre 42 partidos ganó 23, empató 13 y perdió solamente 6.

Datos: Carlos Durhand

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario