Newell's

Cambios en el rojinegro para una postura agresiva

Para Newell's es imprescindible modificar la imagen del debut cuando reciba el viernes al rojo, con un esquema más ambicioso y tradicional. Posible vuelta de Figueroa entre los titulares.

Martes 14 de Agosto de 2018

Por la derrota del debut, el flojo desempeño y el devaluado equipo que le presentará el viernes el rival, Newell's requiere de cambios para el partido en el Coloso. Las precauciones de la primera fecha se sospecha que se van a trastocar por una postura más arriesgada, un sistema igual al que implementó con regularidad y el ingreso de Víctor Figueroa de titular en procura de generar más juego. Los tres puntos son prioritarios para recuperar la confianza y empezar a sumar en este inicio de la Superliga.

La táctica habitual de Newell's en el ciclo de Omar De Felippe es la de cuatro defensores, dos volantes centrales, tres mediocampistas ofensivos y un punta. Jugó así durante los partidos del receso y en el triunfo sobre Defensores Unidos de Zárate por Copa Argentina. Figueroa siempre estuvo, hasta que el entrenador decidió sacarlo para que haya un tridente de números cinco que no les dé libertad de acción a los futbolistas de Vélez en la primera fecha de la Superliga. Pero no sólo que falló en la recuperación sino que se quedó sin un creativo que abastezca a Leal o a otro compañero.

De Felippe señaló que Newell's equivocó el camino y se repitió en pelotazos. La conformación del equipo tampoco permitía demasiadas opciones para jugar de esa manera. Dependía casi de manera exclusiva de Braian Rivero para las habilitaciones o meter un pase entre líneas . Hernán Bernardello no es un especialista para la creación. Juan Sills menos. Joel Amoroso o Héctor Fértoli, cada uno con características distintas, pueden desequilibrar en los últimos metros, pero nunca trayéndola de atrás.

El tridente de mediocampistas centrales fue una fórmula utilizada con diferente resultado, ante Boca (1-3) en la Superliga pasada y Paranaense (2-1) en la Copa
Sudamericana. Pero en ambas ocasiones, Figueroa entró desde el inicio. El viernes quedó en el banco de suplentes y entró en el segundo tiempo, cuando De Felippe decidió modificar el trío del medio, sacando a Sills, cuya inactividad se notó.

La participación de Figueroa en esos 45' fue intermitente. Pero es indudable que Newell's no cuenta con un jugador de su capacidad y sagacidad para poner un pase de gol, exceptuado Mauro Formica, recién llegado y a quien se lo espera cuanto antes para resolver la falta de fútbol del equipo. Con el Gato no hay que apresurarse. Empezó a entrenar en Bella Vista recién el sábado pasado y no juega desde inicios de mayo, con Pumas de la Unam, de México. Quizás exista la decisión de que vaya al banco, para jugar algunos minutos.

Figueroa generó una de las dos ocasiones de gol de Newell's en el estadio Amalfitani. Culminó una acción individual con un remate cruzado que Alexander Domínguez sacó con ambas manos. Lo poco que creó la Lepra lo tuvo como protagonista. Es probable que el despliegue físico de un partido entero le demande una exigencia que le haga bajar el rendimiento. Pero la Lepra casi no cuenta con jugadores dotados como el mediocampista, aunque aparezca de a ratos o en cuentagotas.

La participación de Figueroa el viernes en el Coloso es previsible. Para que ingrese, se espera que Sills sea el designado para salir, volviendo al esquema de la doble pareja de volantes centrales: Bernardello y Rivero. Jerónimo Cacciabue es otro capaz de jugar en ese sector, aunque parece que no para ingresar desde el principio contra el conjunto de Avellaneda.

Del medio hacia adelante, Newell's volvería a la formación que venció a Defensores Unidos de Zárate por la Copa Argentina: Rivero y Bernardello; Amoroso, Figueroa y Fértoli, y Leal.

La defensa sería la misma de la primera fecha, con Iván Piris y Teodoro Paredes, debutantes en Newell's en Liniers, además de Fabricio Fontanini y Leonel Ferroni.

La prioridad de Newell's pasa por el cambio, de táctica, producción, nombres, efectividad y nivel individual. Tiene la ventaja de que Independiente planea presentar una formación alternativa.

A seguir la racha en el Coloso

La campaña de visitante de la Lepra contrasta con la de local. En la temporada pasada tuvo un 62 por ciento de efectividad (14 partidos de la Superliga y 1 de la Sudamericana). Son 8 victorias, 4 empates y 3 derrotas. De visitante logró el 12 por ciento, contando la caída con Vélez.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario