Ovación

Aguantar a Lovera podría ser un buen negocio

El futbolista, uno de los preferidos del técnico Digo Cocca, es uno de los pocos juveniles con proyección.Su nombre es uno de los que más suena para ser transferido.

Lunes 27 de Mayo de 2019

Es difícil manejar las leyes del mercado en el fútbol, en el que la venta de un jugador puede resultar un excelente negocio en un determinado momento y malo en otro. Maximiliano Lovera es de los poquitos juveniles de Central con proyección no sólo en el juego, sino con chances de aportar una cifra importante de dinero a la hora de una transferencia. Hasta hace un par de meses el precio del delantero podía ser uno y con la llegada de Cocca el mismo seguramente se incrementó, pero generalmente todo queda reducido a si hay ofertas o no y al tenor de las mismas. Por eso se insiste en la idea de que un jugador "vale lo que lo pagan".

Central hoy tiene en la vidriera a varios futbolistas, entre ellos al formoseño, pero la realidad que nadie puede negar es que un buen torneo (completo) de parte del atacante podría potenciarlo aún más. Ahora, el sustento de esta aseveración está íntimamente relacionado con la confianza y la continuidad que Cocca le dio. En otro momento cualquier oferta hubiese resultado tentadora, pero teniendo en cuenta la respuesta que entregó el futbolista bien valdría la pena aguantarlo cuanto menos una temporada más. Si Cocca lo tiene como prioridad y su nivel continúa en crecimiento, su valor dentro de un año inexorablemente será mayor.

Central ya sabe de vender jugadores con pocos partidos en primera (Lo Celso, Montoya y Cervi, por citar algunos ejemplos en los últimos años), amén de qué tipo de negocios se logró con esas ventas. En Arroyito son sinceros y hablan de la imposibilidad de dese- char una oferta importante en caso de que llegue, más teniendo en cuenta la situación económica del club y la necesidad de generar recursos parar armar un nuevo plantel. Pero ello es tan cierto como que un año entero más de Lovera como titular podría servir para que la transfe- rencia entregue un rédito mucho mayor. Por eso, aguantarlo un año más po- dría resultar un buen negocio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario