Central

A la caza del Lobo para ser campeón

Central jugará la final de la Copa Argentina ante Gimnasia. Irá por la gloria absoluta luego de perder tres finales al hilo en 2014, 2015 y 2016. Al Patón Bauza y compañía les espera un gran reto

Jueves 29 de Noviembre de 2018

Se terminaron las presunciones. Ya no habrá conjeturas. Ahora sí se puede afirmar que Central jugará el próximo jueves la final de la Copa Argentina. Lo hará ante Gimnasia La Plata. El Lobo se comió por penales anoche a River tras el empate en dos goles y echó por tierra las especulaciones que había en la previa porque el grueso de los futboleros apostaban fuerte por el millonario. Pero ganó el mendigo. El Lobo. Ese mismo equipo platense que afrontará luego de 25 años un desafío por el título. El mismo cetro que buscará el canalla. Sobre todo porque perdió las tres finales que jugó. Resta saber si el Patón Bauza y su tropa podrán quebrar en Mendoza la nefasta racha que envuelve a Central.

El canalla estaba cruzado de brazos esperando rival. Ya había hecho lo suyo al dejar en el camino a Temperley en Córdoba. Por eso ayer la comunidad canalla siguió con suma atención el encuentro que protagonizaron triperos y millonarios en Mar del Plata, por la otra semifinal.

Y terminó siendo Gimnasia el que quedó entero tras la expectante tanda de penales (fue 5 a 4, ver página 3).

Dio el batacazo. Porque River le tiró todo el potencial en cancha como consecuencia de que los jugadores estaban fresquitos debido a la bochornosa postergación de la final de la Copa Libertadores frente a Boca (ver página 5).

Los auriazules ya conocen al rival que tendrán que enfrentar el próximo jueves en Mendoza, siempre y cuando la organización mantenga el cronograma como figura en la agenda oficial. Y al rival lo conoce bien porque se enfrentó hace poco por la sexta fecha de la Superliga. En aquella tarde en La Plata repartieron porotos tras el 1-1 (ver página 3). Claro, ahora la historia será diferente.

Porque lo que estará en pugna será la Copa Argentina. La misma que se le negó al canalla en las finales de 2014 ante Huracán en San Juan por penales, en 2015 frente Boca en Córdoba y en 2016 contra River en territorio serrano. Hay una nueva estrella esperando en el cielo imaginario canalla para poder lucir luego del plato fuerte en el escudo del corazón. Para Central no será un partido más ante el Lobo cuando lo tenga frente a sus narices.

Los representantes de Arroyito tienen la enorme presión y necesidad de sacarse la mufa de una bendita vez. Sobre todo en este torneo, en el que ostenta el privilegio de ser el conjunto que más partidos disputó: acumula 32 encuentros archivados e inscribió su nombre por cuarta vez en las estadísticas de las finales.

Para Bauza también será un reto. Porque el Patón puede quedar en el bronce. Puede pasar a la eternidad si logra conquistar el título. El plus es que lo haría luego de 23 años, ya que a la última vuelta olímpica Central la dio en diciembre de 1995 cuando alzó la Copa Conmebol en el Gigante ante Atlético Mineiro, en una velada histórica que sigue viva en la retina de la patria canalla.

El próximo jueves será el turno de asumir el cuarto reto. Será momento de mostrar temple y quedar en el Olimpo. De ofrendarle una inmensa alegría a su pasional hinchada. Central depende de sí mismo para hacer historia. Esta vez el objetivo será no dejar pasar la oportunidad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});