Opinión

Los gestos de Massa

El plan económico prolijamente difundido por Sergio Massa no es sólo un paquete de medidas para afrontar la crisis, sino que también constituye una herramienta para volver a meterse en el juego del poder, desde el Congreso y hacia las elecciones de 2019.

Miércoles 11 de Julio de 2018

El plan económico prolijamente difundido por Sergio Massa no es sólo un paquete de medidas para afrontar la crisis, sino que también constituye una herramienta para volver a meterse en el juego del poder, desde el Congreso y hacia las elecciones de 2019.


La presentación de su plan acompañado por una foto con el gobernador de La Pampa, Carlos Verna, es un mensaje a la tropa y los aliados que el líder del Frente Renovador conserva en el Congreso, donde el pampeano —uno de los más críticos del oficialismo— tiene una considerable influencia. Según confirmaron fuentes de su entorno, la idea del ex diputado es que las medidas que contempla su plan económico (ajustar tarifas por variación salarial, suspender embargos y ejecuciones sobre pymes, dar créditos a la producción) se conviertan en leyes.

Si bien luego de quedarse afuera del Congreso el año pasado Massa logró mantener en la Cámara de Diputados al bloque del Frente Renovador, que encabeza su madrina política Graciela Camaño, y cuenta en el Senado con la amistad del influyente Miguel Pichetto, puede que eso no le alcance para avanzar con su plan. Es ahí donde entra Verna, que no es un gobernador más: el pampeano lidera a dos de los tres senadores de su provincia y cuenta con algunos diputados a través de los cuales demostró su peso al dar vuelta la votación de la legalización del aborto para la aprobación.

Cerca del líder del Frente Renovador afirmaron que a la foto con Verna le seguirán otras, con otros gobernadores del PJ, para tratar de conseguir el respaldo que necesita para convertir su plan económico en un paquete de leyes. Tanto Camaño como Pichetto, ambos de diálogo fluido con los mandatarios provinciales empezaron a estudiar las medidas propuestas.

Un día después de mostrarse con Verna, Massa ofreció otro mensaje en el mismo sentido, al presentar el programa de seguridad que aplicó en Tigre en el marco de un evento que contó con la participación de Diego Bossio, referente del Bloque Justicialista de Diputados y asociado Pichetto. Así, el ex intendente de Tigre tratará de ir reuniendo apoyos para avanzar en el Congreso, con un plan económico que funcionará como carta de presentación para volver a la pelea electoral.

El plan político detrás del plan económico es presentarse nuevamente como alternativa electoral de cara a los comicios presidenciales con un mensaje a la economía que cerca suyo bocetaron de la siguiente manera: "Hay otro camino, se puede salir de la crisis con crecimiento".

Las visitas a los gobernadores, que continuarán luego de su próximo viaje a EEUU, sirven al mismo fin: conseguir respaldo para pelear las elecciones de 2019. Los gobernadores peronistas no tienen todavía un candidato definido para enfrentar a Cambiemos sin pegarse a Cristina Kirchner, cuyo espacio también empezó a tantear a los jefes territoriales del PJ.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario