Opinión

Invisibles

Los periodistas de los diarios dan todo por una nota y, cuando la consiguen y la publican, se sale a la caza de la siguiente. Son las reglas del juego que es muy distinto al de las figuras de la televisión. El Magazine quiebra esa lógica.

Martes 02 de Octubre de 2018

Invisibles, somos invisibles. Los periodistas de los diarios, al igual que los de los otros medios, damos todo por una nota. Pero hay una diferencia. El cara a cara te permite que te identifiquen los artistas, la gente, el entorno. En el diario te convertís en una firma que nadie registra, en el mejor de los casos te pueden llegar a reconocer por una fotito. Y ya está.

El lunes a la noche, en una fiesta majestuosa, fui reconocido con un Magazine gracias a la generosidad de Carlos Bermejo, que quiso distinguir mis 25 años de laburo en el periodismo gráfico. A la mayoría de las estrellas que estaban presentes en esa fiesta les hice notas para La Capital, pero como fueron telefónicas ni se acuerdan si las hice yo o mis compañeros de Escenario, a quienes les pasa lo mismo.
A Mirtha Legrand, a Valeria Lynch, a Miguel Angel Solá, a Luis Brandoni, a Arnaldo André, a Paz Martínez, a César Banana Pueyrredón, por nombrar a algunos de los que vi en la gala del City Center a unas pocas mesas de donde estaba sentado con mis colegas de Canal 5, a todos les hice extensos reportajes.
Para llegar a esa charla escuché cada uno de sus discos o me metí en su obra televisiva, de cine o de teatro, según los casos. No soy un héroe por eso, creo que es lo que corresponde. Sólo para estar a la altura del artista y darle lo mejor al lector, que es lo que más me interesa.
Pero claro, si no sos cara conocida de la tele, no te juna ni el loro, son las reglas de la exposición.
El Magazine recibido hizo que explotara mi Facebook y mi celular con interminables muestras de cariño, felicitaciones y reconocimiento de colegas, artistas, amigos y familia. Cuando se apagan las luces, el show debe continuar, show must go on.
En medio de la gala del Magazine ya estaba coordinando una nota para mañana. Hoy regresé a la redacción del diario, porque por suerte todavía tengo un espacio para poder expresarme. Hoy vuelvo a ser invisible.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario