La Región

Nuevas pruebas de aberrantes abusos sexuales comprometen aún más a un colaborador del Cottolengo Don Orione

Un testigo aportó más datos sobre los hechos atribuidos a Juan Aveiro, más conocido como el hermano Juan. El imputado continuará con prisión preventiva hasta la iniciación del juicio.

Martes 14 de Agosto de 2018

La situación procesal de Juan Aveiro, el religioso acusado de abusar sexualmente de al menos tres internos del Cottolengo Don Orione, se agravó hoy luego de que la fiscal Nora Marull ampliara la imputación de abuso sexual doblemente ultrajante a una de las víctimas.
La nueva prueba se obtuvo de los detalles volcados en Cámara Gesell por un joven que contó pormenores de los encuentros íntimos que mantuvo con el acusado.
A fines de julio pasado, al "hermano Juan", como se lo conoce en la institución, le dictaron prisión preventiva efectiva por un mes, que debía cumplir en la casa de un religioso de España al 900. Fue imputado por abuso sexual agravado por su condición de guarda de las víctimas y doblemente ultrajante agravado en uno de los casos.

Esta mañana, en la Oficina de Gestión Judicial, la fiscal Marull, de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, imputó a Aveiro, de 53 años, por los delitos de abuso sexual simple agravado por haber sido cometido por persona encargada de la guarda de la víctima, abuso sexual gravemente ultrajante agravado por haber sido cometido por persona encargada de la guarda de la víctima y abuso sexual con acceso carnal.
"Por lo tanto la dosis probatoria ha aumentado y también la pena en expectativa por las imputaciones gravísimas que se han hecho en esta audiencia, lo que hacen que la peligrosidad procesal aumente".
En declaraciones a la prensa, la fiscal Marull comentó que "en la audiencia hubo reimputaciones y nuevas imputaciones y también se pidieron medidas cautelares al respecto. Se reimputaron algunos de los hechos que estaban tipificados como gravemente ultrajantes, se agregaron nuevos hechos a gravemente ultrajante y se lo imputó de acceso carnal, tanto vía anal como vía oral".
Asimismo, destacó que "todo esto surge a partir de nuevas pruebas en este caso que nos indican claramente la existencia de estos abusos, por lo tanto la dosis probatoria ha aumentado y también la pena en expectativa por las imputaciones gravísimas que se han hecho en esta audiencia, lo que hacen que la peligrosidad procesal aumente. Así lo consideró la jueza, quien nos otorgó que el imputado continúe en prisión preventiva hasta la audiencia preliminar".
>> Leer más: Imputarán por abuso sexual a un religioso del Cottolengo Don Orione


Los hechos de abuso sexual hacia personas con diferentes grados de retrasos madurativos, quienes se encontraban bajo la guarda del imputado -integrante de la Comunidad Cottolengo Don Orione, ubicada en General Lagos- se cometieron en diversas oportunidades indeterminadas durante el período 2015 y 2018, cuando Aveiro aprovechaba los momentos en que las víctimas se encontraban a su cargo y abusaba sexualmente de las mismas.
En tanto, la defensa se opuso al pedido de la Fiscalía solicitando que se mantenga la prisión preventiva domiciliaria que venía cumpliendo el colaborador del Cottolengo.
La jueza de Primera Instancia María Chiabrera aceptó la calificación dictada por la Fiscalía y dictó la prisión preventiva efectiva hasta la iniciación del juicio oral y público.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario