La Región

Estalló otra crisis institucional que enfrenta a varios sectores en Maciel

Tras una fallida reunión que terminó con insultos y hasta la denuncia de golpes, ayer el secretario de Municipios y Comunas llegó a calmar los ánimos.

Miércoles 30 de Mayo de 2018

Una crisis política de impredecible final se desató en Maciel, donde tres integrantes de la comisión comunal mantienen un duro enfrentamiento con el presidente de la comuna, Pedro Tobozo.

Los miembros comunales ya habían denunciado la situación la semana pasada ante el Poder Ejecutivo de la provincia, y el lunes hubo insultos y hasta denuncia de golpes. Ayer por todo lo ocurrido llegó a la localidad el secretario de Municipios y Comunas, Carlos Torres, con el objetivo de calmar los ánimos y acercar a las partes. A la vez, el funcionario descartó la posibilidad de que el Ejecutivo dicte una intervención a la comuna. En paralelo, los trabajadores municipales se convocaron en asamblea ante la posibilidad de que la crisis institucional afecte el pago de sus salarios.

El conflicto que se venía gestando estalló a primera hora del lunes cuando tres representantes de la comisión —Néstor Severo, Cristina Gómez y Daniel Lamboglia— se presentaron en la sede comunal donde fueron recibidos por el presidente Tobozo y su vice. La reunión duró menos de media hora, hubo insultos, maltratos, empujones y hasta golpes.

La historia de esta crisis comenzó en febrero con el tesorero comunal Severo, quien presentó su renuncia y luego se retractó. Allí comenzaron a aflorar las diferencias y sobre todo las divisiones internas dentro de la administración, que incluían denuncias cruzadas y ofrecían como pruebas audios con amenazas, acuerdos inconclusos y traiciones.

La otra protagonista del conflicto es la vocal comunal Cristina Gómez, quien conformó la lista del oficialista Frente Progresista luego de las internas en las que ganó el partido Solidaridad e Igualdad —al que pertenece Tobozo— al Partido Demócrata Progresista (PDP) que tenía al frente el ex jefe comunal Jorge Marucco. Al renunciar el primero y segundo de la lista, fue la mujer quien tomó el rol dentro del grupo de trabajo. No obstante, con el correr del tiempo se fueron agudizando las diferencias, hasta que la semana pasada fue denunciada en Fiscalía de San Lorenzo por haber ordenado destruir medicamentos del dispensario del Barrio San Cayetano —donde está a cargo— aptos para el consumo. Gómez lo describió como una "calumnia".

El tercer protagonista es el representante de la minoría en la comisión comunal: Daniel Lamboglia, de Cambiemos.

El resto de la comisión se mantiene en bloque: el jefe comunal Tobozo, y su vicepresidenta, Patricia Bessonart, quienes manifiestan su disconformidad por la actitud tomada por los dos miembros del propio Frente Progresista, sumados a la minoría. Tobozo destacó que la comuna se encuentra saneada y con obras en marcha, pese al balance negativo que afirma haber recibido de la gestión anterior.

Hostilidades

Los miembros comunales de Maciel Severo, Gómez y Lamboglia se reunieron la semana pasada en Santa Fe con el secretario de Municipios y Comunas Torres, y el ministro de Gobierno, Pablo Farías, y fueron acompañados por los diputados que los avalan desde el partido político: Sergio Más Varela (Cambiemos), Gabriel Real (PDP) y Victoria Tejeda (UCR).

Allí, de acuerdo a lo que relataron a LaCapital, expresaron el malestar que vivían no solamente en las reuniones de comisión, sino en lo cotidiano.

Los tres vocales acordaron solicitar que se retire cualquier persona ajena de la comisión al momento del inicio de la reunión, sustituir el cuerpo de abogados y el contador, disponer que desde entonces no se abone con dinero comunal de manera directa sino solicitando que sea destinado a la cuenta bancaria comunal, y ante la negativa de responder con la documentación pertinente una intervención de Municipios y Comunas con una auditoría para transmitirle claridad de las decisiones tomadas.

La noticia llegó oídos del jefe comunal el lunes, y estalló la crisis. Las versiones de los testigos indican que hubo empujones, insultos y hasta golpes. Tobozo, quien se encontraba con contención médica después de un pico de estrés sufrido hace unas semanas, debió quedar internado en observaciones por una descompensación.

Posteriormente, todos los involucrados hicieron denuncias con acusaciones mutuas.

Gómez, Lamboglia y Severo se presentaron en la comisaría 4ª, donde denunciaron amenazas de los otros dos miembros comunales. Pero minutos después, Tobozo y Bessonart fueron quienes denunciaron sufrir lesiones leves a causa de golpes propinados por los otros tres miembros.

El jefe comunal acusó un golpe en la boca y la pérdida de una pieza dental, y la vice exhibió moretones en uno de sus brazos.

Trabajadores en alerta

En paralelo, en el galpón comunal se encontraban los representantes de la Asociación de Trabajadores Municipales (Adetram) por una posible medida de fuerza del Sindicato de Trabajadores Municipales (Sitram) que finalmente no sucedió. Al observar las versiones que circulaban y ante el quiebre político que se estaba dando determinaron a media mañana del lunes cesar sus actividades hasta que se confirme el pago pendiente de 10 contratados y los salarios de mayo, a abonarse los primeros días de junio.

Recién ayer, a las ocho, las tareas se normalizaron con el compromiso de cumplir con los salarios por parte de los dos sectores políticos de la comuna en pugna.

Las dos campanas

Ante este caos institucional, Torres, secretario de Municipios y Comunas, se presentó a primera hora de ayer en la sede comunal, donde se reunió con la vice, y luego citó a Severo, Gómez y Lamboglia. Al salir, el funcionario provincial visitó al jefe comunal en su domicilio, donde está en reposo por su prescripción médica.

En diálogo con LaCapital, Torres aclaró que "el gobierno de la provincia no es partidario de las intervenciones, además haría falta una ley de la Legislatura, no lo podemos decidir por una decisión del Ejecutivo", y añadió que "tampoco estamos de acuerdo, creemos que hay una comisión comunal elegida por la gente con cinco miembros que tienen todos la misma responsabilidad, y que ellos deberían ponerse de acuerdo para funcionar correctamente".

Torres evaluó que "hay un quiebre en el vínculo entre ellos que va a ser difícil de resolver, porque no hay confianza, hay hasta cuestiones personales y así es muy complejo trabajar. Lo que les transmitimos es que si quieren avanzar van a tener que ceder posiciones e intentar privilegiar los acuerdos". Y se sinceró: "Si no lo logran entre ellos va a ser muy difícil que lo pueda resolver la provincia".

El funcionario indicó que recibirá al jefe comunal Tobozo en el Ministro de Gobierno. "Como primera instancia vamos a escuchar Tobozo, seguro estarán presentes también los cuatro legisladores que tienen injerencia política de la comuna de Maciel", detalló, y manifestó: "No estamos ni con una posición ni con la otra, lo que tratamos es de acercar a las partes". Pese a todo, Torres cerró: "Siempre soy optimista. El balance de la reunión es bueno".

Pacificador. El secretario de Municipios y Comunas llegó ayer a Maciel para calmar las tensiones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario