La ciudad

Una iniciativa que busca además un profundo cambio de los vínculos

La singularidad del Banquito de Microcrédito y Género está en el trayecto de la capacitación como requisito, pero no sólo en lo laboral, sino en la transformación profunda de los vínculos sociales.

Lunes 03 de Septiembre de 2018

La singularidad del Banquito de Microcrédito y Género está en el trayecto de la capacitación como requisito, pero no sólo en lo laboral, sino en la transformación profunda de los vínculos sociales. Aquí es donde intervienen el Colegio de Trabajo Social de la Segunda Circunscripción para capacitar en género, y la Secretaría de Integración y Desarrollo Socio Comunitario de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) que brinda herramientas para el desarrollo de micro emprendimientos. "Nadie va a tener un crédito si no hace estas capacitaciones", explicaron.

Así, además de conocer estrategias de elaboración y comercialización, entre otras cosas propias de un proceso productivo, los interesados deberán reflexionar sobre los derechos de la mujer, su vulnerabilidad, situaciones de violencia doméstica y conocer las nuevas masculinidades, entre otros temas que forman parte de la propuesta de capacitación en género.

El Banquito incluye la puesta en marcha de asociaciones o clubes de compra para conseguir mejores precios de insumos y materias primas. También propone formar agrupaciones de producciones similares para llegar con catálogo más amplio a sus clientes.

Además propicia la suma de habilidades entre los beneficiarios para mejorar productos y un trabajo especial en los canales comerciales que hasta incluye la figura del emprendedor de ventas (viajante) que recorrerá comercios llevando lo que sus pares elaboraron en cada emprendimiento.

Pero, a diferencia de iniciativas similares que están en funcionamiento, el Banquito de Microcrédito y Género tiene otras ambiciones. "Proponemos deconstruir las violencias y exclusiones naturalizadas en nuestra sociedad para construir nuevos paradigmas de inclusión", sintetizaron sus impulsores sobre el final de la charla con La Capital. Cuando ya quedaba en claro la forma práctica de ese enunciado con vuelo de utopía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario