La ciudad

Un paseo de pesca que terminó con un muerto y cuatro desaparecidos

La canoa se dio vuelta a la altura de Pueblo Esther con ocho tripulantes, tres de los cuales fueron rescatados. Continúa un intenso rastrillaje.

Lunes 16 de Julio de 2018

Una canoa con ocho tripulantes a bordo naufragó el mediodía de ayer en el Paraná a la altura de Pueblo Esther. Al cierre de esta edición cuatro náufragos permanecían desaparecidos y otras tres personas fueron rescatadas de las aguas, mientras se constató una víctima fatal. La mayoría eran oriundos de Alvarez y se presume que habían pasado el fin de semana pescando en las islas entrerrianas. Al regresar, las condiciones de navegabilidad del río habrían desatado el accidente fluvial. El operativo de rastrillaje incluyó un barrido por tierra por parte de los Bomberos de Pueblo Esther, la tarea investigativa de la Policía de Investigaciones (PDI) y un dispositivo de búsqueda a cargo de Prefectura Naval con guardacostas y cuatro buzos tácticos.

Según informó la policía, la embarcación color rojo, de 5 a 7 metros de eslora, regresaba a las costas santafesinas desde la ribera de la isla entrerriana hacia la zona conocida como la Bajada Colacho, a la altura del kilómetro 403, en Pueblo Esther.

Los pescadores intentaron regresar ayer alrededor de las 13. Las condiciones de navegación eran peligrosas debido a que el río estaba "picado" por el viento y el fuerte oleaje. Varias fuentes consultadas por este diario estimaban que el estado en que se encontraba el Paraná incidió para que ingresara agua por la proa.

El peso de la tripulación, la oscilación por las olas y la zozobra del pequeño buque habrían provocado una vuelta campana y el naufragio de la canoa. A bordo navegaban 8 personas. El tripulante oriundo de Pueblo Esther y 7 personas que habrían acordado el traslado ida y vuelta para un fin de semana en las islas. Todos tenían entre 29 y 36 años.

Al hundirse la embarcación, Damian Vivas, vecino de Alvarez, perdió la vida. Otras tres personas lograron ser rescatadas por otras embarcaciones que fueron advertidas para acudir al rescate, pero hasta anoche todavía había cuatro personas más desaparecidas.

De inmediato, diversas fuerzas de seguridad montaron un operativo de búsqueda y rescate. Prefectura Naval con asiento en Rosario derivó el Guardacostas 136 y una dotación adicional de cuatro buzos tácticos.

A su vez, y para dar continuidad al rastrillaje en las aguas, se encomendó que el Guardacostas 138 haga el relevo durante la noche y la madrugada de hoy. El diagrama se montó en la delegación de Pueblo Esther de Prefectura Naval, bajo la supervisión de Bajo Paraná.

En tanto, una brigada de Bomberos de Pueblo Esther hizo una apoyatura en tierra sobre la costa para el avistaje de los náufragos. Se acordó en primera instancia un barrido río abajo desde la Bajada Colacho en Pueblo Esther hasta General Lagos. Y se dispuso de un mirador en Arroyo Seco y otro de observación en Fighiera.

Fuentes judiciales indicaron que tomó intervención la fiscal Mariana Prunotto de la Unidad de Homicidios Culposos. Se dispuso una comisión del gabinete criminalístico de la PDI para comenzar con las primeras pesquisas y la toma de testimonios, y también intervino personal de la Seccional Sub 15 de Pueblo Esther.

Hasta anoche cuatro personas que iban en la embarcación permanecían desaparecidas. Los tripulantes rescatados fueron Bruno Cetto, Pedro Renzone y Guillermo Barrionuevo, todos mayores y oriundos de Alvarez. Entrada la tarde permanecían en estado de shock y se estima que recién hoy se les tomaría una declaración ampliatoria de lo sucedido.

En tanto, y mientras se sostenía la búsqueda hasta entrada la noche se había logrado identificar a los cuatro desaparecidos: Agustín L., Lucas V., Ricardo G. y Enrique R.

Cruzar para "ranchear"

Una fuente consultada por LaCapital esgrimió su hipótesis sobre el contexto en el que se desató el naufragio fatal. "Seguramente fueron a «ranchear» a las islas, hablaron con un pescador para que los cruzara y luego los fuera a buscar. Al regreso, el río estaba muy picado y se mandaron igual", comentó el hombre de la zona, quien explicó que resulta muy común ver grupos que van a pescar y acampan los fines de semana en las islas. "El río está muy bajo y surgen islotes donde se puede permanecer. Buscan a los pescadores para que los lleven y traigan, pero las embarcaciones son de motores chicos y encima suben varios", comentó.

Hasta ayer, no se informó que se hubieran hallado salvavidas en torno al naufragio.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario