La ciudad

Un joven está en terapia luego de ingerir drogas en una fiesta electrónica

Tiene 24 años y se descompensó durante el show del DJ inglés Nick Watten que se realizó el jueves de la semana pasada en el salón Metropolitano. El cuadro es "muy complicado", pero ayer exhibió una leve mejoría.

Viernes 06 de Abril de 2018

A 15 minutos de las 5 de la mañana, un paramédico instalado en un puesto aéreo divisó a un joven que se descompuso durante una fiesta electrónica que se desarrolló en la noche del jueves de la semana pasada en el salón Metropolitano. Debido a una ingesta de drogas anfetamínicas quedó tendido en el piso. Luego de la atención rápida del servicio de emergencias, fue trasladado a un centro de salud y allí le detectaron "una falla multiorgánica" que le provocó "compromiso encefálico, hepático, hematológico, y renal". El cuadro es de suma gravedad y el muchacho permanece internado en un sanatorio céntrico producto de las complicaciones en su evolución.

El joven es rosarino, tiene 24 años y el episodio se produjo en la presentación del DJ y productor de música inglés, Nick Warren, quien despertó un gran interés en Rosario y agotó la venta de entradas varios días antes del show.

>> Leer más: El municipio afirma que "el joven internado es el primer caso grave en 36 fiestas electrónicas"


De acuerdo al relato de algunos testigos, el muchacho habría entrado en estado de alteración debido a la ingesta previa de pastillas, y luego, dentro del recinto habría consumido nuevamente, lo que habría provocado el desenlace.

Vale recordar que por casos similares, el gobierno provincial instaló un protocolo de prevención, que según las autoridades locales se ejecutó al detalle, y eso permitió llevar al joven de manera veloz al hospital Centenario (demoró sólo 12 minutos), donde le practicaron los primeros estudios. Luego fue trasladado al Heca, y más tarde al Sanatorio Parque.

Carlos Lovesio, jefe de terapia del centro asistencial, confirmó que el muchacho "hizo una ingesta de drogas de tipo anfetamínico", y que presentó "una falla multiorgánica", que le generó severos compromisos. "Se trata de un cuadro muy grave".

Asimismo, Lovesio remarcó que la salud del paciente, quien llegó inconsciente derivado del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez y no salió de esa situación en ningún momento, está "sumamente comprometida", y que permanece internado en el área de terapia intensiva con asistencia respiratoria y recibiendo diálisis en forma diaria.

>> Leer más: Detuvieron a un vendedor de drogas en una fiesta electrónica y le allanaron la casa


"Es la primera vez en todos mis años de trabajo que veo un cuadro semejante por drogas", admitió el médico, y aclaró que son pocos los pacientes que son atendidos en ese sanatorio por consumo de estupefacientes, ya que en general son atendidos en los hospitales públicos.

Lovesio precisó que "encontramos anfetaminas en los análisis de laboratorio, pero desconocemos en qué circunstancias las tomó, si estaba con alguien, o si fue voluntario. Nosotros solamente estamos ocupados en brindarle toda la asistencia necesaria".

El tenso hecho de sobreexcitación sucedió a las 4.45, cuando un paramédico dispuesto en altura divisó la situación. Sólo quedaban 15 minutos para la finalización del evento, al que asistieron 3.500 personas, en un salón en condiciones de recibir 5 mil. Eso se implementó para respetar el protocolo de seguridad.

Según destacaron las autoridades municipales, el sistema de paramédico se sumó este año a las tres ambulancias que estaban en el exterior del espacio, y un puesto de alta complejidad. Y estos cinco paramédicos estaban ubicados en torres desde donde se podía observar toda la pista.

Desde la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, aseguran que también había presencia policial y de inspección municipal. "Había 10 agentes de inspección, junto a 2 de tránsito motorizados, y 4 de control urbano. Personal de la Policía Federal, perros, policías de la PDI y también representantes de seguridad deportiva y eventos masivos de la provincia", indicó el secretario Guillermo Turrín.

El dispositivo de prevención se comenzó a instalar en el complejo del parque Scalabrini Ortiz antes de las 22, en la noche del jueves de la semana pasada. "Allí revisaron a todos, incluso a los empleados del salón que trabajan en el lugar", remarcaron los responsables del operativo.

Según describieron, las requisas buscaron principalmente controlar situaciones de venta dentro del recinto principal. Fue así que con perros, se logró detener a dos personas, con 12 pastillas, que de manera instantánea fueros detenidas. Ahora se les inició una causa y están a disposición de la Justicia.

El joven de 24 años fue trasladado antes de las 6 de la mañana al Hospital Centenario, el efector importante más cercano al salón Metropolitano. Luego fue derivado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, y más tarde al Sanatorio Parque.

El cuadro del muchacho es "muy complicado", aunque desde su entorno deslizaron en la noche de ayer que exhibió una leve mejoría en su tendencia de evolución. Más allá de esos indicadores, sigue grave.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario