La ciudad

El municipio afirma que "el joven internado es el primer caso grave en 36 fiestas electrónicas"

Lo destacó el secretario de Control y Convivencia, Guillermo Turrín, quien dijo que en el caso del joven que sufrió una falla multiorgánica tras consumir drogas en el Metropolitano, "el protocolo funcionó adecuadamente".

Jueves 05 de Abril de 2018

"El protocolo funcionó adecuadamente". En la secretaría de Control y Convivencia de Rosario están convencidos de que las medidas de prevención, los controles y el accionar del personal médico actuó de manera acertada en la fiesta electrónica en la que un joven de 24 años sufrió una falla multiorgánica tras consumir drogas de tipo anfetamínico.
"El municipio de Rosario, en concordancia con la provincia, tiene un protocolo para estos eventos en el que dispone de una serie de controles que van desde la presencia policial para el control de no ingreso de estupefacientes, hasta medidas preventivas como puestos de hidratación, puestos médicos y ambulancias", describió el secretario de Control y Convivencia, Guillermo Turrín. El funcionario aseguró que este protocolo "funcionó adecuadamente" y que el grave incidente "forma parte de una decisión individual", por lo que evaluó: "El Estado no puede medir la decisión personal de consumir".
Turrín recordó que "en Rosario se hicieron 36 fiestas electrónicas desde la vigencia del protocolo y este es el primer caso de traslado grave que, si bien es muy lamentable, entendemos que forma parte de una decisión individual. Estas situaciones deben ser miradas por la sociedad como una manera de empezar a cuidarnos entre todos".
El funcionario municipal detalló que la fiesta en el salón Metropolitano de la madrugada del viernes contaba "con 36 policías en la puerta, con un cacheo exhaustivo, había médicos cuidando la salud de los asistentes" y resaltó que la persona que protagonizó el episodio "fue divisada desde una de las torres dispuestas para control, uno de los paramédicos advirtió que tenía problemas".
"Fue trasladado a un nosocomio público en menos de diez minutos desde que los médicos tuvieron el primer contacto, en una ambulancia de alta complejidad", indicó, para resaltar: "El protocolo funcionó adecuadamente".
Turrín sostuvo que "el Estado no puede medir la decisión personal de consumir" y remarcó que "el caso no pasó a mayores por aplicar el protocolo. El protocolo funciona, y funciona de manera correcta".
El funcionario dijo que en la misma fiesta del viernes hubo dos detenidos "que quisieron ingresar con pastillas al lugar y hubo secuestro de pastillas".
"La experiencia de Cromañón (de diciembre de 2004 en Buenos Aires) llevó a muchas ciudades a cerrar sus boliches, Rosario decidió mantenerlos abiertos, trabajar en forma conjunta con los comerciantes para optimizar las cuestiones de seguridad; y cuando muchas ciudades decidieron cerrar las fiestas electrónicas nosotros decidimos que la gente se divierta de una manera segura", concluyó.
El muchacho de 24 años que sufrió una falla multiorgánica se encuentra internado en estado grave en el Sanatorio Parque. Uno de los médicos confirmó que tiene "compromiso encefálico, hepático, hematológico y renal". La víctima está en terapia intensiva con asistencia respiratoria y recibiendo diálisis en forma diaria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario