La ciudad

Tambores de guerra pero con lista única en el PRO santafesino

En el PRO Santa Fe ya nada es como era. Al margen de que el macrismo ya no controla ni la Nación ni la provincia de Buenos Aires, aflora en el espacio un proceso de división interna de consecuencias imprevisibles.

Jueves 09 de Abril de 2020

En el PRO Santa Fe ya nada es como era. Al margen de que el macrismo ya no controla ni la Nación ni la provincia de Buenos Aires, aflora en el espacio un proceso de división interna de consecuencias imprevisibles.

Aunque la pandemia de coronavirus tenga anestesiada en la superficie los movimientos políticos, de forma subterránea los partidos santafesinos se preparan para ir a internas o conformar listas únicas para las conducciones.

En el PRO Santa Fe —aseguran las autoridades actuales— se clausuraron los plazos para presentar listas y, como consecuencia, habrá una nómina de unidad que, básicamente, responde a Federico Angelini, actual presidente partidario y número dos de Patricia Bullrich a nivel nacional.

Según confió el diputado nacional, la secretaría general del partido quedará a manos de Carlos Castellani, la vicepresidencia primera será para Gisella Scaglia y la segunda para Anita Martínez. En Rosario, según confió Angelini a este medio, tienen el lugar reservado para Germana Figueroa Casas. Esta dirigente no estaba lejos de Roy López Molina.

Pero aquí viene la primera cuestión disruptiva: Roy López Molina no acepta el liderazgo de Angelini y va por su propia condición de "líder interno". En ese marco, el concejal pide un proceso de reconversión interna para representar "al 41 por ciento de los argentinos que nos dieron su confianza".

No se anda con chiquitas López Molina. Califica de "conducción autocrática y cerrada" a la de Angelini, y agrega que "sólo contribuyó a la pérdida de buenos dirigentes en toda la provincia".

El ganador de las elecciones a edil en 2017 está convencido de que el sector de Angelini —quien sumó nuevos dirigentes en las últimas horas— buscan una alianza frentista con el Frente Progresista. "La ciudad le dijo que no al socialismo. Juntos por el Cambio no puede transformarse en el vehículo para que el pasado vuelva".

Vereda opuesta

Desde la otra vereda, califican de "ridícula" la posibilidad de ir a un acuerdo electoral en 2021. Es más, visibilizan a López Molina cerca de negociar acuerdos con el gobierno provincial. Frente a eso, López Molina mantiene una relación institucional "prolija" con el intendente Pablo Javkin. "Depara beneficios mutuos. Ambos comparten una importante porción del electorado", dicen cerca del ex diputado provincial. "Vamos a caminar invitando a participar, convocando a independientes, construyendo una alternativa al kirchnerismo y al socialismo", dice López Molina.

El concejal Molina intenta provincializar su figura, encabezó una reunión en el interior y no quiere sentarse a negociar con Angelini. Supone que la interna que no se hará ahora porque hay lista única tendrá valor en 2021 cuando haya internas para designar candidatos a senador nacional, diputado nacional y concejales.

Es idea del ex candidato a intendente la creación de una especie de modelo como era el de las CGT Azopardo y CGT Brasil. "Diferentes y separados", comunican. Pero, un dirigente importante del PRO, de añeja relación con Mauricio Macri, se comunicó con el ex presidente. "Me parece bien que ahí trabajen todos juntos", le dijo.

De cara a lo que viene, alguien voceó a LaCapital una reunión, antes de la crisis de la pandemia, ampliando fronteras, de Angelini con el ¿ex? Secretario político del PRO Ricardo Schlieper y el ex canciller Jorge Faurie. La idea de Angelini es concurrir con Juntos para el Cambio en 2021, pero la lectura política que se hace a futuro es como la planteó Mario Barletta en una entrevista reciente con este diario: un frente de frentes para enfrentar al peronismo.

Esta historia recién comienza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario