La Ciudad

Se duplicó el número de personas que se fue a hisopar al Carrasco

El 21 de diciembre concurrió el doble de gente que en un día promedio. El 24, en pocas horas, se juntaron 129 interesados.

Domingo 27 de Diciembre de 2020

Previendo lo que puede pasar el 31 de diciembre y en los primeros días de enero, las autoridades del Hospital Carrasco advirtieron que allí se hacen hisopados a personas que necesitan confirmar si tienen o no Covid por cuestiones de salud. Por lo tanto no emiten “certificados” como los que se exigen en muchas provincias para ingresar. Es que el 21, por ejemplo, se concentró en la puerta del efector público el doble de personas que en un día habitual porque muchos necesitaban testearse para salir de Rosario o porque querían pasar “tranquilos” la Navidad, ya que iban a juntarse con familiares. Más de 40 personas “rebotaron” en la puerta y ni siquiera accedieron a la revisación médica obligatoria, que es el paso anterior al hisopado.

En días no festivos, alrededor de 130 personas se acercan al hospital de Avellaneda al 1400 porque tienen síntomas compatibles con Covid o son contacto estrecho de algún caso positivo. Pero el 21, a poco de la Navidad, se juntaron alrededor de 260 individuos a la espera de ser hisopados. Más de 40 ni siquiera accedieron al control médico (ya que se determinó que no tenían síntomas de coronavirus o porque simplemente dijeron que iban a buscar el “certificado”) y otros 20, a los que se les hizo la ficha epidemiológica, tampoco fueron testeados por considerarse que no era necesario desde el punto de vista médico.

Algunos de los concurrentes finalmente admitieron que precisaban el test para subir a un colectivo de larga distancia o porque se iban a reunir esa noche con otras personas.

El número (alto) se mantuvo estable en los días siguientes e incluso el 24, en cuatro horas, se acercaron 129 individuos, algunos con sus hijos, porque querían hisoparse.

No hay certificado

No fueron pocos los que esgrimieron que en la Terminal de Ómnibus Mariano Moreno circulaba la información de que en el Carrasco se hacían testeos gratis, lo que fue negado rotundamente por las autoridades del hospital. “Quien precisa un comprobante de Covid negativo para viajar debe gestionarlo en forma privada o preguntar en su obra social si se lo cubren”, señaló el médico Fernando Gómez, subdirector de la institución dependiente de la Municipalidad.

De hecho, en la última semana, los laboratorios privados de la región registraron una suba del 20 al 30% en la cantidad de hisopados por ese motivo.

Un test con la técnica PCR, que es la que exigen muchas provincias para habilitar la entrada, cuesta más de 5.000 pesos y debe realizarse 72 horas antes del momento en el que se va a ingresar a la jurisdicción. Ninguna entidad de salud pública realiza testeos para este fin.

El subdirector del Carrasco dijo ayer a La Capital que el diagnóstico de Covid se hace a partir de tres aspectos: la parte clínica (síntomas), la parte epidemiológica (si la persona registra o no un contacto estrecho) y los métodos de diagnóstico complementarios (el hisopado).

“Al llegar al hospital se hace un primer cuestionario, recién allí, si corresponde, se pasa al control con el médico que evaluará si se necesita el hisopado o no. Porque, por ejemplo, si en una familia se confirma un positivo por laboratorio, al resto se lo diagnostica por nexo y no se lo hisopa”, explicó el profesional.

Por otra parte, y más allá de la exigencia de las empresas de colectivo, y de las medidas dispuestas por distintas provincias para ingresar, “hay que tener en cuenta que el hisopado es la foto del día”, dijo Gómez. Esto significa, además, que si alguien quiere testearse para estar seguro de no contagiar a un familiar durante una cena o encuentro, ese test negativo no le garantiza absolutamente nada. La persona puede dar negativo y ser asintomático, o comenzar con los síntomas al día siguiente. En definitiva, puede estar contagiado aun cuando el test diga que no se detectó el virus en su cuerpo. “Por eso es que las medidas de protección no pueden dejarse de lado. Las reuniones deben ser al aire libre y aun así se tiene que mantener el distanciamiento y el uso de barbijo, y desde ya el lavado de manos”, enfatizó el médico, quien agregó: “Toda persona que es contacto estrecho de un positivo deberá cumplir con los 14 días de aislamiento con síntomas, sin síntomas e incluso con hisopado negativo”.

De la cantidad de testeos que se hacen en un día en el Carrasco, entre el 10 y 20% da positivo. En el pico de la pandemia esa tasa llegó a ubicarse entre el 70 y el 80%. Y aunque ahora bajó considerablemente no se la puede considerar baja (la OMS indica que debe ser menor al 10% para considerar que la situación en relación a la pandemia está bajo control). La circulación comunitaria del Sars Cov 2 continúa en Rosario e incluso las estimaciones oficiales indican que los contagios subirán en las próximas semanas por las reuniones de fin de año.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS