La ciudad

Restringen la atención en los sanatorios para priorizar la pandemia

Las clínicas y sanatorios determinaron que la actividad ambulatoria se reservará para los pacientes con enfermedades crónicas.

Jueves 26 de Marzo de 2020

Las clínicas y sanatorios privados de Rosario decidieron restringir las consultas. Los responsables de la entidad anunciaron ayer que la actividad ambulatoria está reservada sólo a los casos de enfermedades crónicas (dolencias cardíacas, cáncer, diabetes, insulino dependientes e insuficiencia renal, entre otras) y estados de salud, como el embarazo, que necesitan controles y recetas farmacológicas periódicas.

Según se indicó en el encuentro, este proceder se consideró "adecuado para no entorpecer los centros de emergencia focalizados a la urgencia y particularmente a la eventual solicitud de pacientes con coronavirus", con la idea de que estos lugares no se atiborren de pacientes.

La comisión directiva de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de Rosario y Zona recibió durante el cónclave al secretario de Salud Pública municipal, Leonardo Caruana, y a su par provincia, Sonia Martorano. La idea de la reunión fue analizar las estrategias de cara a la pandemia del Covid-19.

Así, el primer punto de la agenda se basó en cómo mitigar la circulación de la virosis en función de las medidas que los ministerios de Salud de la Nación y de la provincia establecieron en materia de cuarentena y aislamiento.

Como segundo tópico, el presidente de la Asociación, Roberto Villavicencio, presentó el número de camas que el sector de la salud privada tiene hoy operativas. Son un total de 1.927, con 218 respiradores (ver infografía).

Además, se presentaron estadísticas de las camas disponibles en todo el país a través de gráficos que indican que la población vulnerable durante la primera fase crítica de la pandemia serán los adultos mayores y ancianos, que requerirán camas de alta complejidad.

También se habló de la necesidad de contar con el apoyo de los ministerios de Salud de la Nación y la provincia para asegurar la provisión de insumos de bioseguridad, barbijos, batas, guantes de látex y gafas. Las autoridades provinciales presentes se comprometieron a facilitar contactos con proveedores nacionales e internacionales.

Por otro lado, Caruana aseguró que se espera en una segunda etapa el aislamiento institucional para aquellos infectados que tengan un cuidado medio.

Otros de los puntos tratados en la reunión fue la necesidad de contar con más recursos y la de capacitar a mayor cantidad de agentes sanitarios de cara al avance de la pandemia, particularmente a kinesiólogos, enfermeros y médicos internistas.

En tanto, la secretaria de Salud, anunció que está previsto realizar una entrega de respiradores para la provincia y que la entrega será en forma equitativa.

Martorano anunció también que está en estudio un sistema de una financiación para afrontar los salarios del sector privado en vistas a la suspensión de los servicios regulares electivos, actividad ambulatoria e internación quirúrgica electiva.

Finalmente, se solicitó poner en alerta el acuerdo público-privado de complementación hoy vigente para aplicarlo eventualmente a enfermos infectados con Covid-19.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario