La ciudad

Muy poca inversión de la provincia en la prevención de la violencia de género

Si bien no hay recortes como en la Nación, dos diputadas santafesinas consideran que son "recursos escasos". Piden la ley de emergencia.

Domingo 20 de Enero de 2019

En lo que va del año, 11 mujeres fueron asesinadas en todo el país. En Santa Fe, los femicidios de Agustina Imvinkelried, la adolescente de 17 años muerta en Esperanza luego de salir de bailar, y de Danisa Canale, asesinada a martillazos por su marido en Gálvez, conmovieron a una provincia que en 2019 destinará el 0,03 por ciento del presupuesto en la prevención y atención de la violencia de género, 46,85 pesos por santafesina. A nivel nacional, las partidas se ajustarán y por cada mujer el gobierno invertirá apenas 11 pesos. Rosario es la primera ciudad del país en contar desde 2013 con un "presupuesto con perspectiva de género" y destinará casi 76 millones para la atención de víctimas; pero si bien en 2012 el Concejo Municipal sancionó la emergencia en violencia de género, desde entonces no hubo "partidas extras" destinadas a tal fin. No hay prevención sin recursos, aseguran legisladoras provinciales que impulsan la ley de emergencia en Santa Fe, que no sólo apuntaron a "presupuestos escasos", sino también "a una falta de compromiso". En el Congreso Nacional, también insistirán en la declaración de la emergencia.


"El presupuesto provincial no está a tono con la situación de emergencia que atravesamos", aseguró la diputada por el Frente Social y Popular, Mercedes Meier, quien si bien reconoció que "no hubo un ajuste como en la Nación", señaló que "el aumento es el de la inflación, por lo que no hay un incremento real".

Es que de los más de 277 mil millones de pesos que se prevén gastar en Santa Fe, 84,3 millones se destinarán a políticas de género, lo que representa un 0,03 por ciento del total. Sobre 1,7 millones de habitantes mujeres de la provincia, se transforman en 46,85 pesos por cada una.

Por más partidas

Autora del proyecto de declaración de emergencia presentado en 2017 y que no fue tratado, y sobre el que volverá a insistir, Meier consideró que no sumar recursos a las áreas más sensibles y "en estado de emergencia crónico, como la violencia de género, la ayuda social y alimentaria, y las adicciones, es una decisión política". Así, recordó: "Por eso, no acompañamos este presupuesto".

Es que si bien los femicidios son la máxima y más brutal expresión de la violencia machista, Meier hizo hincapié en que "la provincia es noticia hoy por la muerte de dos mujeres, pero son miles las que a diario denuncian y sufren violencia sin llegar a ser femicidios, y eso muestra a las claras que las políticas de prevención y las campañas no son suficientes".

"En Santa Fe el tono debe ser el de la emergencia y para eso debe haber partidas extrapresupuestarias", consideró.

>> Leer más: Escalofriante estadística de casos en apenas 20 días

Extender a nivel provincial la asignación para mujeres víctimas de violencia que Rosario aprobó en diciembre, así como darles facilidades de alquiler e incorporarlas a planes de vivienda, capacitar personal judicial y policial, sumar refugios para las mujeres y sus hijos en función de la cantidad de denuncias, e incrementar el número de dispositivos de alarma, son algunos de los puntos de la iniciativa.

Su par en la Legislatura, la diputada por el bloque Igualdad y Participación, Silvia Augsburger, coincidió con la escasez de los recursos y consideró que "no existe compromiso real de los poderes del Estado para prevenir y erradicar la violencia sexista".

Para Augsburger, la muestra está en el presupuesto, pero también remarcó: "El gobernador (Miguel) Lifschitz decidió no enviar a las sesiones extraordinarias dos proyectos que claramente hacen a la igualdad de género, la ley de paridad de género y la ley de educación sexual integral, así como tampoco se trató la ley de emergencia".

Por eso, afirmó que los avances que se logran "son por la fuerza, por el reclamo del movimiento feminista en la calle", y definió las respuesta de los gobiernos como "espasmódicas frente a años de hechos aberrantes, y no un compromiso los 365 días del año y de acciones permanentes".

Ajustados

Claramente la peor parte se la lleva la Nación, que lejos de incrementar los aportes para dar cumplimiento a la ley de erradicación de violencia contra las mujeres los ajusta sistemáticamente. Según datos del Centro de Economía Política Argentina (Cepa), el presupuesto 2019 destina sólo el 0,11 por ciento del gasto a las mujeres, desde programas de salud hasta redes de contención. Más aún, los recursos para el Instituto Nacional de la Mujer (Inam) caerán un 11 por ciento este año, y los del Programa de Atención a la Madre y el Niño un 68 por ciento.

Integrante de la Campaña por la Emergencia Nacional en Violencia contra las Mujeres, que reúne a organizaciones estudiantiles, barriales y políticas, Nazarena Gantini recordó que "desde 2015 el Inam dejó de enviar recursos a Santa Fe", y recalcó que "en todo el país la caída de los recursos es brutal porque se vienen haciendo recortes nominales año a año".

Así, Nación aportará este año por cada mujer apenas 11,36 pesos, cuatro veces menos que la provincia. "La situación es grave", recalcó la joven, y anticipó que ante la pérdida de estado parlamentario del proyecto, este año volverán a insistir con el proyecto en el Congreso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});