La ciudad

Los vecinos de barrio Agote sacaron anoche a la calle sus críticas a la comisaría 7ª

El barrio viene sufriendo los hechos de robos y arrebatos, pero a eso se suma desde hace ya años las situaciones que ponen bajo la lupa el desempeño de los propios agentes de la comisaría.

Jueves 08 de Junio de 2017

"En la séptima pasa de todo, menos seguridad". Ese era apenas uno de los carteles que un centenar de vecinos de barrio Agote levantó ayer en la puerta de la seccional de policía, donde reclamaron prevención del delito, pero fundamentalmente exigieron al Ministerio de Seguridad de la provincia que se terminen la "violencia y los abusos institucionales" que se repiten desde hace años en el edificio de Cafferata al 300. "Acá se ejerce el delito en lugar de prevenirlo", dijo sin dudar una de las oradoras, que incluso se refirió a la "complicidad con las mafias" que allí existe.

El barrio, el segundo más transitado de la ciudad por la presencia de facultades de la Universidad Nacional de Rosario, la Terminal de Omnibus Mariano Moreno y el Hospital Centenario, viene sufriendo los hechos de robos y arrebatos, pero a eso se suma desde hace ya años las situaciones que ponen bajo la lupa el desempeño de los propios agentes de la comisaría.

Ayer recordaron a Sandra Cabrera, asesinada en la zona en enero de 2004 tras denunciar proxenetismo y complicidad policial; así como también el caso de Franco Casco, visto por última vez en esa seccional antes de aparecer su cuerpo sin vida en el río.

agote1.jpg
"Seguridad, seguridad", fue el grito de los manifestantes en la seccional 7ª. 
"Seguridad, seguridad", fue el grito de los manifestantes en la seccional 7ª.
agote2.jpg
El reclamo fue por seguridad y el fin de los abusos policiales dentro de la seccional.
El reclamo fue por seguridad y el fin de los abusos policiales dentro de la seccional.
Barrio Agote en la comisaría 7ª
memoria. Sandra Cabrera y Franco Casco, dos de los casos recordados.
memoria. Sandra Cabrera y Franco Casco, dos de los casos recordados.

Sin embargo, en las últimas semanas la denuncia de una joven, Elina Rivero, que dijo haber recibido allí una feroz golpiza que la dejó internada inconsciente en el Hospital Clemente Alvarez (Heca), además de "los pequeños episodios de violencia más cotidianos" —según relataban ayer los vecinos—, los volvió a sacudir muy de cerca.

Por eso, los vecinos que se convocaron anoche frente a la seccional no sólo le exigieron al Ministerio de Seguridad la prevención de los hechos de robos y arrebatos que cotidianamente padecen, sino sobre todo terminar con los "abusos" de una fuerza que lejos de prevenir estos hechos, aseguran "es cómplice de esas mismas situaciones" .

La convocatoria fue impulsada fundamentalmente desde la vecinal del barrio.

Así plasmaron en carteles su enojo y la cronología de los hechos que denuncian; apuntaron al accionar policial y a también al titular de la cartera de Seguridad, Maximiliano Pullaro, y al propio gobernador, Miguel Lifschitz, a quienes les exigieron "prevención" y "compromiso".

Y sobre todo les recordaron que "la realidad es la que sucede en la calle y no en (la red social) Twitter".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS