La Ciudad

Los refugios para gente en situación de calle ya tienen lista de espera

Los albergues están trabajando al 50% de su capacidad por el Covid y la llegada de las bajas temperaturas potencia la problemática

Domingo 27 de Junio de 2021

Los cinco refugios que existen en la ciudad para personas en situación de calle están trabajando al límite y con lista de espera. Esto se debe en parte a que solo pueden albergar a la mitad de la gente por los protocolos que impuso el coronavirus, y por la llegada de las bajas temperaturas, además de la crisis económica que impacta directamente en quienes se quedan sin un techo dónde dormir.

“Todas las tardes hay gente afuera esperando para ver si se hay un lugar y les tengo que decir que no”, se lamentó Verónica Strack, voluntaria del Refugio Sol de Noche, ubicado en Marconi 2040. Allí reciben diariamente a 25 personas, todos hombres y mayores de 35 años.

“Abrimos de 19 a 8 de la mañana, con un número reducido porque necesitamos mantener el distanciamiento, y la demanda es muy grande”, admitió la voluntaria.

“Todas las tardes tenemos gente en la puerta esperando un lugar. Antes agregábamos camas, pero ahora por la pandemia no podemos”, explicó.

Leer más: Llega el último fin de semana de junio con viento sur y con mucho frío

Lo mismo sucede en el nuevo refugio que funciona junto a la iglesia Buen Pastor, en Laprida 2747, todos los días, de 20 a 8. Allí cada noche pernoctan 30 hombres de entre 22 y 56 años que están en situación de calle.

Tenemos una lista de espera, los que necesitan un lugar dónde dormir se anotan y nos dejan algún contacto para que los ubiquemos y los llamamos, o los vamos a buscar cuando se hace un lugar”, contó la coordinadora del lugar, Silvana Villanueva.

Ante la cantidad de gente que golpea la puerta para dormir bajo techo, en el Buen Pastor decidieron priorizar a quienes tienen alguna discapacidad.

La Municipalidad, por su parte, cuenta con dos refugios, uno que funciona solamente por la noche, que se ubicó en el Patinódromo detrás del Estadio Municipal, y el de Grandoli y Ayolas, que está abierto durante todo el día.

Además, en coordinación con Cáritas, funciona un lugar para dar albergue a las mujeres en situación de calle, que son las menos porque la mayoría son hombres, que se encuentra en Balcarce y San Juan. En todos estos lugares las personas cuentan con duchas y camas con mantas. A su vez, se les brinda la merienda, la cena y el desayuno.

Tanto el Buen Pastor como el refugio Sol de Noche están atendidos por voluntarios que se ocupan algunos de cocinar y preparar las colaciones, y otros permanecen toda la noche en el lugar para atender lo que haga falta.

Ambos necesitan la ayuda de más voluntarios que quieran acercarse a dar una mano en lo que puedan. De hecho, ayer se realizó una reunión informativa para quienes deseen colaborar en Sol de Noche.

También en estos dos refugios, que elaboran los alimentos a base de donaciones, necesitan sobre todo galletitas para las meriendas y desayunos, además de ropa de abrigo para hombres.

En tanto, los refugios municipales cuentan con el apoyo del Estado (que también coopera con alguna ayuda en los demás lugares), y también colaboran voluntarios de organizaciones sociales que realizan trabajos con personas en situación de calle.

La escucha

En julio comenzará a funcionar, desde Buen Pastor, la “pastoral de la escucha”, se trata de un servicio gratuito y a cargo de voluntarios que brinda un canal para quien necesite ser escuchado.

Uno de los voluntarios, Juan Ruggiero, contó que esto surgió porque “hay mucha gente sola, que no se anima a salir y no tiene con quién compartir lo que le está pasando”.

A partir de julio se podrá recurrir a este servicio de modo presencial, de lunes a viernes, de 17 a 19, o a través del teléfono 341-7469282, los mismos días, de 17 a 21.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario