La ciudad

Las preguntas recurrentes: del por qué al para qué

El encuentro con Julieta desembocó inevitablemente en los interrogantes que merodean los procesos de integración y superación. "Muchas veces me pregunté ¿por qué a mí? Por suerte, yo pude elegir lo que yo quería para mi vida", remarca como rasgo de su historia. Y profundiza: "Si las preguntas llevan a un lugar conducente hay que mantenerlas, pero si terminan estableciendo un goce del síntoma, no. Si la pregunta no te deja salir, hay que cambiarla".

Domingo 10 de Diciembre de 2017

El encuentro con Julieta desembocó inevitablemente en los interrogantes que merodean los procesos de integración y superación. "Muchas veces me pregunté ¿por qué a mí? Por suerte, yo pude elegir lo que yo quería para mi vida", remarca como rasgo de su historia. Y profundiza: "Si las preguntas llevan a un lugar conducente hay que mantenerlas, pero si terminan estableciendo un goce del síntoma, no. Si la pregunta no te deja salir, hay que cambiarla".

"Creo que hay preguntas y preguntas. Está el ¿por qué a mí?, que vuelve siempre. A mí la pregunta me fue cambiando a ¿qué me va a pasar?, o ¿qué voy a hacer? Porque le tenemos mucho miedo al futuro, porque no lo conocemos y sabemos que necesitamos de los otros", confía. Así, Julieta reconoce que va lidiando todo el tiempo con las preguntas. "Yo lo trabajo mucho en terapia, que hago hace 13 años. Y creo que hay que erradicar ¿el por qué a mí? Y preguntarse más ¿para qué?", propone.Y se extiende: "Tenemos que entender que alguna misión tenemos. Yo tengo en claro que no vine acá para sobrevivir, mi vieja no tuvo sufrimiento fetal para que yo respire y nada más. Una está en este mundo para vivir".

"Si pasan los días y estás sobreviviendo, sólo respirando, hay que buscar otro tipo de motivación. Esa debe ser la verdadera reflexión", apunta.

Sobre los interrogantes que más la ayudaron en su vida, Julieta comenta que "el no poder, me daba mucha bronca, y eso me ayudaba a darle para adelante. Me preguntaba: ¿por qué no?, y me esforzaba para cambiar eso. Por suerte tuve una buena familia y muy buenos profesionales que me ayudaron mucho".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario