La ciudad

La red sindical ya atendió más de 250 casos de violencia laboral

Es un espacio que integran treinta y cinco gremios de la provincia. La mayoría de las víctimas son mujeres.

Domingo 30 de Junio de 2019

El mundo del trabajo sumó hace apenas diez días una herramienta fundamental, un nuevo convenio sobre violencia y acoso laboral que fue aprobado en Ginebra, durante la asamblea mundial de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). “Es un verdadero hito”, remarcó María Fernanda Boriotti, secretaria adjunta de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma de Rosario, que participó de la elaboración del trabajo en Suiza y recalcó “la tarea previa” que existe tanto a nivel nacional como provincial (ver aparte). De hecho, en Santa Fe la Red Sindical de Ambientes de Trabajo Libres de Violencia tiene desde julio de 2018 un espacio de atención permanente de consultas y denuncias, que en menos de un año recibió más de 250 casos. Mayoritariamente se trata de víctimas mujeres, recalcó la coordinadora del área e integrante del consejo directivo de Asociación Trabajadores del Estados (ATE), Romina Carrara, que también fue parte de la delegación que viajó a la OIT.

   La red sindical está conformada desde 2016 por más de 35 gremios de toda la provincia, del sector público y privado con pertenencia a las tres centrales sindicales; pero desde julio de 2018 tiene funcionando un área específica de atención y consultas por violencia y acoso laboral, con un equipo de asesoramiento que atiende una vez a la semana, o que puede ser consultado a través del sitio web www.redsindical.com.ar.

   “La provincia y la Argentina vienen teniendo un desarrollo en este sentido, y de hecho la conformación de la red fue acompañada y complementada por el Ministerio de Trabajo y la Defensoría del Pueblo de la provincia. Además, también hay que reconocer que desde 2003, la Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral de la Nación (OAVL) viene asistiendo la temática”, explicó al señalar que esa asistencia facilitó el trabajo.

Los casos

“La demanda es muy grande”, aclaró Carrara antes de avanzar, y aseguró que en los menos de 12 meses que el espacio está funcionando se recibieron unas 260 consultas. “Hay diferentes situaciones: algunos vienen de denunciar o tras consultar otros organismos sin encontrar cauce, y otros inician recién allí todo el proceso que luego se traduce en una denuncia oficial”, explicó la especialista.

   De hecho el 75 por ciento de los trabajadores que se acerca a consultar al equipo de la Red Sindical ya ha realizado otras gestiones de las cuales no ha tenido respuestas satisfactorias o la situación de violencia ha persistido o se ha incrementado ante esas actuaciones.

   En el 78 por ciento de los casos las víctimas son mujeres y el 22 por ciento, varones. Mientras que en el 60 por ciento de los denunciados por ejercer violencia o acoso son varones y el 40 por ciento mujeres. Esto, según la coordinadora, se repite en otros organismos que reciben consultas y denuncias, como la Defensoría del Pueblo o incluso el Ministerio de Trabajo.

   Otra de las características es que las denuncias las realizan en un 80 por ciento empleados públicos. “Creemos que la estabilidad laboral que da el ámbito público y el riesgo de perder el trabajo del ámbito privado son aspectos que se ponen en tensión al momento de decidir acciones formales para abordar las situaciones de violencia”, señaló al explicar ese indicador.

Tipologías

Mayoritariamente, la violencia psicológica y el acoso psicológico son los principales padecimientos de las víctimas que se acercan a consultar. El 80 por ciento de los casos va en ese sentido; en tanto, le sigue la violencia sexual —en todos los casos contra mujeres— y por último la violencia física.

   Las víctimas no sólo llegan en muchos casos desde otros organismos o espacios de denuncia, sino además tras llevar adelante consultas médicas, psicológicas o psiquiátricas a causa de los síntomas que la violencia desencadena; y en un alto porcentaje incluso se vieron obligadas a iniciar un tratamiento o tomar con licencia médica sin asistencia al lugar de trabajo.

   De arriba hacia abajo, la violencia la ejercen principalmente las personas en posición jerárquica superior, hacia subordinados (70%). “También es común que se dé entre compañeros de trabajo cuando no existe una jerarquía clara o en conocimiento de todo el grupo de trabajo”, acotó.

   “Muchas y muchos trabajadores padecen la violencia, sobre todo la psicológica, durante mucho tiempo —detalló la especialista—. Y se han llegado a encontrar períodos que van desde un año hasta casos más extremos que han llegado a más de 10 años hasta que pudieron encontrar finalmente ayuda adecuada”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario