Aborto Legal

La problemática sobre el aborto entró a las escuelas

La enorme mayoría de las charlas sobre la candente problemática se hizo a pedido de los propios jóvenes y los centros de estudiantes.

Martes 12 de Junio de 2018

Por más que en los despachos oficiales se declame que la educación sexual integral (ESI) es un derecho al alcance de todos los alumnos cabalmente en marcha, la problemática del aborto, una de las que más interpela hoy a los jóvenes, casi no entró a las aulas. Sí logró hacerlo en cambio a las escuelas secundarias e institutos terciarios, pero básicamente a pedido de los centros de estudiantes y la febril iniciativa de las chicas, con sus compañeros como aliados. Ayer fue el turno del Superior de Comercio y hoy lo será del Iset Nº 18. También hubo jugosos debates en la Nigelia Soria, el Olga Cossettini y el Galileo Galilei, así como entre los secundarios de Arroyo Seco.

A esas instituciones fueron convocadas referentes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que expresaron "admiración" ante "el nivel de conciencia y compromiso" que muestran (sobre todo) las estudiantes. "Es la revolución de las hijas, que están educando a sus padres", afirmó ayer la abogada feminista Mabel Gabarra.

Al término de una charla que ayer en el Superior reunió a gran cantidad de estudiantes —"muchos más de los que esperábamos", se sinceró la presidenta del centro, Verona Ciafardoni— Gabarra dijo estar "sorprendida y emocionada".

A sólo un día de que se debata y se vote el proyecto de despenalización del aborto en Diputados, la abogada confió en que los legisladores "estén a la altura" de esas "chicas tan jóvenes, verdaderas protagonistas de una revolución", conscientes de sus anhelos y sus necesidades.

Esa posición, auguró, es la única garantía de que la movida feminista "va a seguir", sea cual sea el resultado en el Congreso.

"Hablamos del aborto como problema de salud pública, de su relación con el derecho penal, de la autonomía del cuerpo de las mujeres y hasta de las cuestiones reglamentarias del debate en el Congreso", contó Verona, quien admitió que aunque la convocatoria reunió a más mujeres que varones, también ayuda a los "compañeros a pensar en cómo pueden aportar a la causa feminista".

Invitadas

El debate en el Superior a instancias del centro de estudiantes no fue el único que se dio en colegios e institutos de educación superior durante los últimos días.

Otras referentes de la campaña nacional a favor del aborto, como la ex candidata a concejal Majo Gerez y la actual diputada provincial Silvia Augsburger, ambas activas militantes feministas, también visitaron establecimientos educativos para charlar sobre la problemática del aborto.

Socialista de toda la vida, hoy miembro del bloque Igualdad y Participación que preside Rubén Giustiniani, Augsburger destacó "tres ejes" que va encontrando a su paso en el diálogo con los estudiantes.

"Primero, una abrumadora mayoría de mujeres, que sin embargo no deja afuera a los varones y que, a través del propio debate que se dan, las ubica a ellas como protagonistas de este momento histórico y a ellos como aliados en esa lucha", puntualizó la diputada.

En segundo lugar, un "impresionante" manejo de las problemáticas de género en un segmento "muy joven", al que llamó "sub25" e incluso "sub20". Para Augsburger, es "sorprendente" el nivel de conocimiento y aprendizaje de las chicas, que "se han apropiado" de las categorías feministas como "el discurso de su generación".

"Nos pasan por encima, cada vez que vamos nos dan un seminario como en una maestría de género", exageró. Saben, por ejemplo, "cuál es la diferencia entre embrión y ser humano, qué pasa en los países donde el aborto es legal, por qué lo que se debate no es sobre la vida, sino sobre aborto seguro o inseguro", ejemplificó.

En tercer lugar, Augsburger señaló que para las chicas el pañuelo verde no sólo simboliza una posición ante el proyecto de legalización del aborto, sino "muchas otras cosas: el derecho a las decisiones propias en relación a su sexualidad, a decir lo que piensan, a vestirse como quieran, a ganar en autonomía y libertad".

Esos avances, que más allá de lo que ocurra legislativamente con el aborto prometen quedarse como derechos afirmados, aparecen una y otra vez entre los estudiantes secundarios y terciarios.

En la Nigelia Soria, por ejemplo, la charla fue organizada por la secretaría de género del centro de estudiantes, recordó Gerez, y terminó con un pañuelazo.

"Hay un protagonismo muy fuerte de las pibas, con los chicos acompañando a sus compañeras, y una presencia visible de los pañuelos verdes en los patios de las escuelas", contó.

Los alumnos del Olga Cossettini, los del Galileo Galilei, los del Iset 18 hoy, van por su propia educación sexual. Siempre un paso adelante de los adultos.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario