Aborto Legal

Investigan si una chica embarazada de 19 semanas murió por un aborto clandestino

Tenía 22 años y dos hijitos. El viernes había ido a control. El sábado llegó a la Martin con una infección generalizada y a las pocas horas falleció en el Heca.

Martes 26 de Junio de 2018

La Justicia investiga qué causó la infección generalizada que el domingo a la madrugada llevó a la muerte a una chica de sólo 22 años, embarazada de casi cinco meses y madre de dos chiquitos. Apenas un día antes de morir, Eliana Coppola se había hecho un control prenatal.

La hipótesis más firme apunta a un shock séptico conocido como "síndrome de Mondor", explicó ayer el titular del área de Salud Sexual del municipio, Daniel Teppaz, que "suele aparecer a las pocas horas de un aborto provocado" por un elemento externo (sonda o aguja), aunque la bibliografía médica admite que también puede darse tras un aborto espontáneo.

La fiscal de Homicidios Culposos que instruye la causa, Valeria Piazza Iglesias, ya tomó testimonio a los familiares de la chica y pidió el secuestro de "todas sus historias clínicas" en los centros de salud para que el Instituto Médico Legal pueda practicar la autopsia de la joven y los restos fetales, incluso con presencia de peritos de parte.

"Hacía muchísimos años que no veíamos un caso similar en Rosario", contó Teppaz, para explicar que si bien faltaban elementos para probarlo, en términos médicos todo el desenlace hacía pensar en un aborto séptico provocado.

Lo que contrariaba esa hipótesis, y mucho, era que la chica venía controlando su embarazo con regularidad, al punto de que un día antes de que se le declarara la septicemia había estado en el centro de salud de barrio Ludueña, donde ella y su familia (pareja y dos hijitos) se atendían con regularidad.

"El cuadro clínico es típico de un aborto provocado, no así el contexto, porque se hacía todos los controles"

"Conozco el personal del centro y sé que habría sido muy receptivo ante cualquier conflicto que ella hubiera podido tener con su embarazo", aseguró el funcionario, una de las voces más lúcidas que hace pocas semanas fundamentó la necesidad de legalizar el aborto en la Cámara de Diputados.

Pero Eliana nunca expresó rechazo a su embarazo en ese ámbito. "No habría sido problemático que lo planteara", insistió Teppaz, máxime cuando en Rosario la aplicación del protocolo de aborto no punible suscribe a una interpretación amplia de las causales para realizarlo y no hay registro de una muerte por aborto clandestino desde 2012.

Sin embargo, y pese a que ese control no detectó ningún signo de problemas, a la noche siguiente la chica llegó a la Maternidad Martin junto a su pareja con una infección gravísima. Tan serio era el pronóstico, que fue derivada en ambulancia con "código rojo" al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), donde hay un nivel máximo de complejidad.

A ese centro asistencial arribó poco antes de las 21 del sábado "aún lúcida", pero "con la bolsa rota y ya expulsando el feto" de 19 semanas de gestación, por lo que se le practicó un legrado y quedó con asistencia mecánica respiratoria.

El director del Heca, Néstor Marchetti, contó que el "cuadro séptico era realmente muy grave". Pese al esfuerzo médico por compensarla, falleció el domingo a la madrugada.

La causa de la muerte, detalló Teppaz, fue la propia infección, que provocó una "descompensación muy rápida", algo que se describe como una "quema de etapas".

Y pese a que el contexto familiar no abona la hipótesis de un aborto provocado, "el cuadro clínico sí es típico de ese tipo de situaciones". Los resultados de los análisis practicados en vida a la joven se sumarán ahora a las autopsias de su cuerpo y los restos fetales para llegar lo más cerca posible de la verdad.

Por eso, la fiscal que investiga la muerte de Eliana explicó que para realizar la necropsia se esperará a contar con las historias clínicas de cada uno de los efectores donde la chica fue tratada, legajos que estarían llegando hoy.

Con esos registros, el Instituto Médico Legal practicará las autopsias "de acuerdo a todos los protocolos", proceso en que la familia fue invitada a aportar peritos de parte.

Piazza Iglesias ya tomó testimonio a la pareja, madre y dos hermanas de Eliana. "No puedo adelantar nada", se excusó y aclaró que el aborto clandestino no era la única hipótesis, sino que trabajaba sobre "varias líneas de investigación".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario