La ciudad

Francisco y su relación con los periodistas

Domingo 12 de Enero de 2020

Cuando viajamos en el avión con Francisco, él se acerca y nos saluda uno por uno, nos agradece el trabajo y nos pide disculpas, porque los viajes son agotadores. En general somos entre 65 y 70 periodistas. En cada vuelo hay una rueda de prensa, pero la armamos nosotros. El no sabe qué le vamos a preguntar, y se expone. A veces es una carnicería porque cada uno le pregunta lo que quiere, pero nunca faltan Trump, sexo y escándalos.

  —¿Cuál fue el viaje que más te impactó?

  — Para mí fueron dos: Mozambique, un país marcado por la guerra civil donde logró reunir a 3.000 jóvenes de distintas religiones que lo recibieron gritando “Paz, paz, paz”, y sin dudas Madagascar, donde fue a ver al misionero argentino Pedro Opeka, que hizo una ciudad sobre la basura. Allí lo recibieron 10 mil chicos, cantando en castellano. Periodistas que llevan 30 años viajando con el Papa dicen que fue la visita más conmovedora que vivieron.

  —¿Cómo es tu relación con él?

  — Sabe que soy argentina, y cuando me saluda me habla de “che” y me dice frases como “¿en qué lío estás metida?” Una vez le conté que mis sobrinos no lo querían porque siempre hace viajes en enero y yo no puedo estar con ellos en vacaciones. En el último viaje, que fue en noviembre me dijo: “¿Viste que esta vez en enero no viajamos?”. ¡Se acordó! No sé cómo lo hace... Sé que soy una afortunada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario