La ciudad

Fein le reclamó a la Nación que congele el precio del gasoil para los colectivos

La intendenta advirtió que el sistema atraviesa una profunda crisis y que trasladar esos costos al boleto implicaría una suba de $ 10 en la tarifa.

Martes 07 de Mayo de 2019

En diciembre, las empresas del transporte urbano de pasajeros pagaban subsidiado 12 pesos el litro de gasoil. El mes pasado, sin subsidios el valor del litro de combustible fue de $41,5. Tres veces y media más. El nuevo aumento previsto para mayo, del 5 por ciento, significará un desembolso extra mensual de 6 millones de pesos para el sistema. Con estos números, la intendenta Mónica Fein analizó "la profunda crisis" que atraviesa el servicio de colectivos y anunció que reclamará a Nación que congele el precio del gasoil a valores de marzo, lo que daría "oxígeno" a las complicadas finanzas del transporte público de todo el país. Según explicó, trasladar los aumentos del servicio del primer cuatrimestre del año representaría unos diez pesos por sobre el actual precio del boleto.

Fein expuso ayer algunos datos referidos a la situación económica de las empresas de colectivos urbanos. Entre ellos, la caída de los subsidios nacionales a la tarifa y, sobre todo, la creciente participación del precio del combustible en la composición de los costos del servicio.

La intendenta señaló que ya se realizaron reuniones con los equipos técnicos del área de movilidad de varios municipios. "El sistema de transporte urbano del interior está en una profunda crisis por la decisión del gobierno nacional de retirarse de los subsidios y de seguir aumentando el gasoil", describió y advirtió que los gobiernos locales "no tienen herramientas para poder resolver el aumento de los costos".

Desde el gobierno nacional refutaron ayer esa afirmación y destacaron que "cada jurisdicción es responsable de los subsidios al transporte de pasajeros, incluido el gasoil" (ver aparte).

Fein dijo que la delicada situación se traslada en numerosos conflictos que se viven en ciudades como Córdoba, Mar del Plata, Paraná y Bariloche, entre otras, donde los trabajadores están de paro por falta de pago, existen quitas de servicios durante la noche o se decidió declarar al transporte público en emergencia.

Con el objetivo de reclamar que se congele el precio del gasoil para el transporte urbano de pasajeros en todo el país, desde el municipio ya se envió una nota a funcionarios de Transporte de Nación. También se iniciaron conversaciones con legisladores nacionales para promover algún proyecto de ley en ese sentido.

El gasoil es un componente fundamental en los costos del servicio. "Hay anuncios de que van a seguir aumentándolo mes a mes, lo que pone en riesgo absoluto el sistema de transporte de pasajeros de todo el país y, obviamente, también el de Rosario", admitió.

Cuestión de costos

El próximo viernes, el Ente de la Movilidad citó a una reunión de directorio donde se presentará el estudio de costos del servicio de colectivos urbanos. El último número publicado, en octubre de 2018, arrojaba un costo de $25,74.

Consultada ayer sobre el impacto que los aumentos tendrían en el precio del boleto, Fein sostuvo que "seguramente debería representar diez pesos más de lo que cuesta hoy", aunque aclaró que no se está pensando en aumentar la tarifa.

"Déjenme pensar que los legisladores nacionales van a entender que dejar sin transporte urbano o interurbano al interior es gravísimo y que el gobierno nacional va a entender que este no es un problema de Rosario, sino de todo el interior del país, y se van a sumar voluntades para poder frenar esta suba del gasoil", sostuvo.

La intendenta advirtió además que "la decisión del gobierno nacional de recortar subsidios llega en un momento donde la realidad económica hace que los municipios nos encontremos con menos recursos. Estamos en el peor momento, cada vez recaudamos menos y las demandas son mayores, ya sea en salud, en alimento o en transporte".

Fein reconoció que el precio actual del boleto resulta costoso para la realidad de los usuarios y admitió que hay una baja en la cantidad de pasajeros transportados. "La gente toma menos colectivos, se reduce la cantidad de personas que se traslada para ir a hacer compras o buscar trabajo. Hay una reducción de la actividad económica y eso impacta en el número de pasajeros transportados", explicó.

En franco ascenso

El último aumento del boleto se produjo el primer día de enero de este año. Desde entonces la tarifa básica es de $23,17 por viaje. El año pasado el servicio acumuló una suba de alrededor del ciento por ciento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});