La Ciudad

El muelle del Banquito San Andrés está casi listo para recibir embarcaciones

Las autoridades del Enapro trabajaron contrarreloj para terminar la estructura. En dos semanas se retomarían los cruces.

Sábado 09 de Enero de 2021

El servicio de cruces a los paradores de playa del Banquito San Andrés desde la Estación Fluvial de Rosario todavía no se puso en marcha debido a distintas circunstancias derivadas de la pandemia. En diez días podrían habilitar el muelle público y las oficinas que construye el Enapro en ese sector isleño. El organismo trabaja contrarreloj para terminar la obra y recibir la aprobación de Prefectura Naval Argentina a más tardar a fines de la semana próxima. El martes trasladan una oficina modular.

“Estamos terminando el muelle el fin de semana, y el martes cruzamos la oficina modular, dependerá del clima, pero si no hay contratiempos en diez días podríamos tener todo aprobado y habilitado. La semana que viene también está programada la inspección de Prefectura”, confirmó a La Capital el titular del Ente Regulador Puerto Rosario (Enapro), Guillermo Miguel.

El funcionario también indicó que el muelle ya cuenta con la “aprobación del Ministerio de Ambiente y Cambio Climático de Santa Fe. Hemos puesto toda la energía después del sabotaje (cuando apenas comenzó la obra en noviembre cortaron varios pilotes). Si todo va bien, la semana que próxima lo tendremos habilitado y señalizado. A mediados de la segunda quincena de enero podría estar operativo”.

“Siempre fuimos claros y dijimos que los cruces a ese muelle podrían comenzar a hacerse desde mediados de enero”, recordó Miguel. Igualmente, y más allá de los inconvenientes derivados por las restricciones de la pandemia, la expectativa era que las lanchas partieran desde La Fluvial a fines de diciembre y utilizaran el muelle operativo donde amarraron históricamente a la altura del parador Déjà Vu.

Lo cierto es que el escenario de incertidumbre por la situación sanitaria y los protocolos que lógicamente reducen el caudal de público podría generar potenciales pérdidas económicas a los actores vinculados a ese emblemático atractivo turístico de la ciudad.

Si bien desde La Fluvial indicaron que como concesionarios están a la espera de las decisiones que tome el Enapro, en el organismo provincial entienden que la estación pudo haber decidido un tiempo antes cruzar a la isla y amarrar en el muelle donde siempre lo hizo, y no necesariamente esperar la obra del amarradero oficial.

Sabotaje

El objetivo es la construcción de un muelle seguro para las embarcaciones que lleguen desde La Fluvial con destino a los paradores del Banquito, además de una oficina modular con wi-fi, médicos, personal de seguridad, información turística y de concientización sobre el medio ambiente y sustentabilidad de las islas Sabino Corsi Norte y Sur, conocidas popularmente como Banquito San Andrés.

Sin embargo, el sabotaje a los pilotes del muelle a poco de su instalación, ralentizó la puesta a punto. Una leyenda en la pagina web de La Fluvial advierte que “actualmente no se están realizando cruces ni excursiones, debido a los trabajos de adecuación a los protocolos que garanticen el distanciamiento social”.

Precisamente desde la concesión indicaron a este diario que, además de esas razones, se aguarda una resolución del Enapro, encargado de autorizar los cruces a través de las embarcaciones que correspondan previa venia de la Prefectura Naval.

“El Enapro comunicó que estaba construyendo un muelle nuevo. Todo depende de la factibilidad de su uso, porque entendemos que estaba en desarrollo, pero sufrió un sabotaje”, aclararon desde las oficinas del puerto fluvial ubicado frente al Monumento a la Bandera.

Desde primavera y hasta mayo, en épocas normales, desde allí parte cada media hora un servicio de lanchas de pasajeros a los paradores de las islas. Hasta el año pasado el traslado estuvo a cargo del barco Delta Queen, pero no está garantizado que vuelva.

El único

La Estación Fluvial se presenta como “el único puerto de pasajeros de la ciudad de Rosario”. Según su página web, “la ubicación estratégica del lugar, las rigurosas normas de seguridad portuaria y su variada oferta de excursiones a través del río Paraná”, lo convierten en un importante referente turístico fluvial de la región. El espacio está sujeto a variados controles e inspecciones.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS