La ciudad

Demoran 10 días para colocar acondicionadores

Así como el crudo invierno saturó las agendas de los distribuidores de garrafas, estos días sofocantes revientan los teléfonos de los servicios de reparación, mantenimiento e instalación de acondicionadores de aire.

Miércoles 09 de Enero de 2008

Así como el crudo invierno saturó las agendas de los distribuidores de garrafas, estos días sofocantes revientan los teléfonos de los servicios de reparación, mantenimiento e instalación de acondicionadores de aire. La demanda es tal que las respuestas se pueden demorar hasta 10 días, mientras proliferan técnicos que, comentan en el sector, son más expeditivos que idóneos (ver aparte). Con veranos cada vez más calurosos los artefactos se multiplican en cómodas cuotas, pero eso no cambia la costumbre principal: “Se apuran con el calor. Es como acordarte de revisar el auto cuando ya estás en la autopista”, resumió un especialista.

Costumbres. El teléfono del servicio técnico Feresin ayer no paraba de sonar. “La modalidad argentina, al revés que la alemana, es así: se espera a que haya 38º, se prende el equipo, se constata que no funciona y después hay que quejarse porque no llega el service. Nadie piensa en hacer el mantenimiento antes”, ironizó un técnico que no paraba de atender consultas y dar turnos para dentro de dos semanas.
  “Esto es matemático; si uno pudiera responder a esta demanda en una semana, el resto del año no podría mantener la estructura. Los clientes tienen que saber que antes de la temporada deben controlar el equipo”, opinó Freddy, del service Calderón, y explicaba que las demoras dependen de los requerimientos, con “prioridad para los clientes”.
  La falta de mantenimiento es una de las causas que más consultas origina en estos días. Algunos equipos porque se quedan sin gas, otros porque funcionan exigidos con problemas de tensión. También hay casos en los que los clientes llaman al service porque el equipo no enfría bien, pero muchas veces eso no se debe a problemas técnicos sino a que el aparato instalado se queda corto con la superficie.

Costos. En líneas generales, el costo de los arreglos oscila entre 100 y 250 pesos y siempre depende del problema que presenten. Según los consultados, los precios no variaron desde el año pasado, salvo cuando hay que apelar a cañerías de cobre, que están a 40 pesos el metro. Por otra parte, se indicó en que la instalación de equipos split redujo los costos tanto para la adquisición como el mantenimiento.
  En Bidal Refrigeración tampoco dan abasto. “Tenemos turnos de la semana pasada, pero la mayoría son para instalar. Tal vez haya mucha gente que recién ahora pudo comprar los equipos, pero lo cierto es que todos están apurados”, reflexionó María, y aportó un detalle sobre la locura: “Los días que refrescó hubo menos llamados, y ahora que vuelve el calor, otra vez las consultas”.
  Sabrina, de Refrigeración Matías, indicó que tienen una demora de dos días para responder a los pedidos, en su gran mayoría, para instalación. “Hay mucho crédito y los equipos chicos que estaban en 2 mil pesos ya se venden por mil”, contó la joven.

Neurosis. “Es sencillo: en 15 días se vendió lo que se debería haber vendido en tres meses y quienes compraron 700 equipos de un saque los quieren funcionando ya. No entienden que una instalación lleva medio día de trabajo”, resumió Daniel, técnico de Service Italia, tras una semana sin parar de atender el teléfono.
  La excesiva demanda implica hasta una semana de demora, lo que empeora el trato con los usuarios: “Es una neurosis, nos insultan incluso si les damos un turno de reparación en 48 horas. Pero siempre es así, el calor pone mal a todo el mundo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario