La ciudad

"Con el morfi de la gente no se jode", advirtieron desde la provincia

El secretario de Comercio, Juan Marcos Aviano, cuestionó las subas abusivas en el Mercado de Fisherton y aseguró que habrá sanciones para algunos productores que vendieron productos muy por encima del valor sugerido.

Martes 24 de Marzo de 2020

“Con el morfi de la gente no se jode”, sentenció hoy el secretario de Comercio de la provincia, Juan Marcos Aviano, quien aseguró que habrá sanciones para algunos productores del Mercado de Concentración de Fisherton, que vendieron productos muy por encima del valor sugerido.

Tal fue el caso del bolsón de papa, cuyo valor osciló entre los 600 y 700 pesos, algo muy similar al caso de la cebolla, lo cual disparó el precio en las verdulerías de la ciudad. No obstante, ante el descontento de la gente, esa situación fue advertida por los comerciantes durante la semana pasada.

“Queremos que los cuatro o cinco vivos que le metieron la mano en el bolsillo a la gente dejen de hacerlo. Esto es imperdonable por la demanda y porque el viernes, además, se acreditaron los fondos de la Tarjeta Alimentar. Entonces, con el morfi de la gente no se jode”, enfatizó Aviano, visiblemente ofuscado por la situación.

En ese sentido, detalló que “las mayores avivadas se vieron en el caso de la papa”, cuyo incremento que se esperaba para la semana pasada “era de entre 50 y 80 pesos al igual que la cebolla y no el que se terminó dando”.

En el caso de la papa, que fue lo más sorprendente y abusivo durante la semana pasada, iba a tener un aumento por cuestiones de producción, según precisó el funcionario provincial, quien ubicó el precio de papa entre 50 y 80 pesos el kilo en las verdulerías de Rosario.

“Lo que nunca tendría que haber ocurrido es a 600 y 700 pesos la bolsa, que tendría que estar en un corte no mayor a 450 pesos, lo mismo en el caso de la cebolla”, cuestionó.

En tal sentido, señaló: “Estamos en contacto con los tres mercados que abastecen a la población santafesina, así que estos vivos no le jugaron una mala pasada a la Secretaría de Comercio sino a los 3 millones de santafesinos”.

“El verdulero es el que, lamentablemente, termina poniendo la cara. Por eso le pedimos a la gente que si ven precios muy altos que no compren productos”, recomendó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario