La Ciudad

Comienza un nuevo paro municipal de tres días en medio de fuertes críticas

Los intendentes sumaron sus voces en contra de la medida de fuerza y amenazaron con descontar las jornadas no trabajadas

Martes 22 de Septiembre de 2020

En un escenario de fuertes cruces y contrapuntos en la mesa de negociación salarial, el plenario de secretarios generales de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la provincia de Santa Fe (Festram), determinó continuar con sus reclamos y su plan de lucha y resolvió desarrollar —desde hoy— otro paro de 72 horas, sin concurrencia a los lugares de trabajo, garantizando las guardias mínimas, y el cumplimiento de todos los protocolos sanitarios en esta etapa de la pandemia. Ante esta decisión, intendentes y presidentes de las comunas de la provincia cuestionaron en forma enérgica esta nueva medida de fuerza, y advirtieron que “se podrían descontar los días no trabajados”.

En un comunicado conjunto, los responsables políticos de las ciudades y las comunas recordaron que, desde el 7 de este mes, está vigente una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de Santa Fe. Y remarcaron que si Festram persiste en mantener medidas de fuerza, a las que definió como incomprensibles, “está provocando la pérdida del derecho a cobrar el sueldo para los trabajadores municipales que se adhieran a la misma”.

Ese envío de tono muy crítico fue rubricado por los intendentes Pablo Javkin , Emilio Jatón (Santa Fe), Alberto Ricci, (Villa Gobernador Gálvez), Luis Castellanos (Rafaela), Marina Bordigoni (Carlos Pellegrini) y Victoria Civalero (Frontera), entre otros.

Estos mandatarios resaltaron que sus administraciones “hicieron propuestas de mejoras salariales en reconocimiento a la necesidad de recomponer los salarios de sus trabajadores y las mismas, de manera reiterada, fueron rechazadas sin contemplar ni el contexto aludido, ni la realidad que atraviesa el país”.

Desde ese sitial, recordaron que “producto de parámetros que la propia Festram había requerido, se propuso a los representantes gremiales un incremento salarial consistente en una suma equivalente al 15 por ciento de las asignaciones de categorías de septiembre, hasta llegar en forma progresiva a un monto equivalente al 25 por ciento sobre las categorías de diciembre”.

Pero enfatizaron que “otra vez, sin abundar en fundamentos, se rechazó la propuesta con esta nueva medida de fuerza de 72 horas”.

En este agitado tablero de tratativas, los intendentes puntualizaron que “Festram incumple la ley”, y confiaron que “esta situación resulta incomprensible, si se tiene en cuenta que, luego de una propuesta, la representación gremial decidió interrumpir unilateralmente las conversaciones, y lanzar un paro que compromete la prestación de los servicios en este momento tan crítico”.

Sin responsabilidad social

Por su parte, desde Festram expusieron una réplica, apuntando que “la paritaria municipal transita sin la responsabilidad social de quienes conducen las administraciones locales. Los intendentes se alinean con el gobernador, quien está obstinado en priorizar la acumulación de finanzas públicas, mientras los trabajadores municipales y comunales arrastran un congelamiento salarial, con asignaciones familiares insignificantes, y una absoluta desprotección frente a la pandemia por coronavirus”.

Y agregaron: “Hemos denunciado a intendentes que no respetan los protocolos y exponen a personas mayores y con comorbilidades en los ámbitos laborales, organizando marchas anticuarentenas que priorizan los valores económicos y políticos sobre la vida y la salud de los trabajadores”.

En este contexto, advirtieron que “se pretenden establecer políticas salariales que perjudican a los sectores más vulnerables”. Y no tienen en cuenta que “el principal insumo en esta lucha contra la pandemia es el recurso humano”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS