LA CIUDAD

Comerciantes del centro piden una prórroga del cambio del sistema de transporte urbano de pasajeros

La Asociación Casco HIstórico le pidió una reunión a la secretaria de Movilidad, Eva Jokamonovich, para plenaterle sus reparos al nuevo esquema.

Sábado 09 de Enero de 2021

El rediseño del transporte urbano de pasajeros que busca la optimización del servicio con nuevas frecuencias, fusión de recorridos, suspensión de líneas y paradas cada 400 metros ya provocó quejas entre los rosarinos. La primera y más resonante fue de los vecinos que consideran que la nueva modalidad los expondrá a ser víctimas de asaltos en la vía pública.

Ahora los comerciantes rosarinos sumaron sus voces a los reclamos de las vecinales barriales, y señalaron que los cambios conspiran contra el “talón de Aquiles” que tiene el casco histórico, donde trabaja un importante número de los habitantes de la ciudad, para contar con una afluencia de gente: la ausencia de un transporte público masivo y fluido.

Así fue que la Asociación Casco Histórico de Rosario le pidió una reunión urgente a la secretaria de Movilidad municipal, Eva Jokamnovich, a fin de interiorizarse a fondo y despejar las dudas que ha despertado el proyecto de modificación del sistema de transporte de pasajeros. Además, quieren trasladarle las inquietudes y planteos que hicieron tanto los comerciantes como los vecinos., trabajadores y consumidores del centro.

“El punto débil que tiene el área central hoy por hoy es, en cuanto a garantizar el movimiento cívico y comercial para que opere de manera aceptable la capacidad instalada de oferta de servicios y productos, el transporte público masivo”, expresa la entidad en el comunicado que emitió este sábado a fin de explicar cuáles son las observaciones que le hacen a la iniciativa del intendente Pablo Javkin.

"Garantizar la llegada de los vecinos"

Asimismo, señala la necesidad de contar con una red de colectivos que “garantice que puedan llegar los vecinos y consumidores sin inconvenientes a la zona”, y apunta que “se tiene que ir planificando, sino es que ya está hecho, un futuro distinto del área central tal cual la se la conoce hoy, con la mitad de locales comerciales y de oficinas de servicios que tiene hoy, más edificios, menos patrimonio”.

También se asegura que el transporte público es vital para la zona ya que “las políticas de movilidad de los últimos años, que desalentaron el ingreso de automóviles en el cuadrante Pellegrini, Oroño y el río Paraná, por distintas razones”, aunque afirma que la opción es la preferida por los rosarinos, pese que que el municipio alienta “moverse caminando para ir a la zona central, en bicicleta o monopatín”.

Embed

Por lo tanto, se pide, para llevar tranquilidad a la comunidad casco histórico, ”una prórroga en la implementación del sistema”, a fin de que se conozcan “a ciencia cierta” cuál será “el impacto de los cambios en la movilidad de las personas”.

>> Leer más: Un simulador muestra cómo son los nuevos recorridos del transporte en Rosario

La entidad señala que “no es fácil” para los usuarios entender los cambios y añade: “Si fue difícil adaptarse a los cambios de numeración de las líneas hace años, hay que imaginarse lo que es adaptarse a palabras como fusión de líneas, simulador de viajes, suspensiones de líneas, especialmente para el adulto mayor y al que no está familiarizado con la tecnología, herramienta que se está utilizando para difundir los cambios”.

"Pedimos una prórroga de la fecha de cambios"

“Vamos a pedir prórroga a la fecha de cambio que se dispuso que es el 25 del corriente mes, para dar más tiempo al necesario debate que pedimos desde las entidades interesadas en el tema de movilidad como la nuestra que participamos desde 2016 del observatorio de transporte de la ciudad de rosario”, adelanta la asociación.

La situación es muy distinta en los barrios, donde se juega el destino de una dos o tres líneas que ingresan desde las troncales y se hace más fácil discutir los impactos”, se aclara el comunicado, y añade: “Los cambios que impacten en cada uno de los rincones de la ciudad van a repercutir sin dudas en la movilidad hacia el centro, por eso, estamos en comunicación con las vecinales y organizaciones barriales a fin de abordar la cuestión”.

Finalmente, enfatiza que “se entiende la emergencia, pero el impacto será significativo, por eso se justifica postergar el inicio del nuevo sistema”. Y concluye: “La pandemia vino solo a profundizar una problemática de larga data. Está claro que algo había que hacer, pero de forma provisoria, mientras dure la crisis sanitaria. Lo nos preocupa es que en nuestra ciudad, todo lo provisorio terminó instalándose como definitivo”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario