La Ciudad

Transporte: vecinales temen más robos con paradas cada 400 metros

Advirtieron que no fueron consultadas a la hora de implementar cambios en el sistema y pidieron que se suspenda su puesta en marcha

Viernes 08 de Enero de 2021

El rediseño del transporte urbano de pasajeros con optimización de frecuencias, fusión de recorridos, suspensión de líneas y paradas cada 400 metros ya provocó las primeras reacciones entre diversas vecinales de la ciudad. Las consultadas por La Capital mostraron su sorpresa al manifestar que no fueron consultadas para instrumentar los cambios y la gran mayoría se quejó por la inseguridad que sufrirán los pasajeros al espaciar los puntos de ascenso a las unidades.

  Los cambios se aplicarán en pocas semanas con el objetivo de ajustar un 35 por ciento las frecuencias a partir de la fusión de líneas.

  “Se olvidan de que el Estado presta servicios que no deben ser rentables porque, si así fuera, las empresas se pelearían para poder cumplirlos. Solo les faltó decir «barrio que protesta, barrio que se Cierra»”, se quejó el referente de la Asociación Vivir y Convivir en Tablada, Claudio Gershanik, para agregar: “Por Grandoli circulan las líneas 146 y 144 que pasan cada hora, aunque desde la Intendencia se diga que lo hacen cada 18 minutos. En adelante, quedará solo el 144. Por Necochea pasan el 122 y el 106 y, a partir del 25 de enero, no circulará ninguna de estas líneas”.

  El vecinalista insistió: “Los barrios quedan librados a su suerte. El trabajador, el estudiante, el anciano, el escolar deberán trasladarse en bicicleta o a pie con lo que eso significa en términos de inseguridad. Es verdad que los números no cierran, pero el tema no puede resolverse a costa de la gente humilde y pobre”.

  Por su parte, la referente de la Vecinal Echesortu, Vanesa Amato, puntualizó: “Hay que cambiar la fecha de esta decisión para que las instituciones podamos manifestarnos antes de los cambios. Es una decisión errada desde el lugar de la pandemia y fallida en cuanto a la inseguridad que sufrimos hace 15 años en el barrio, con arrebatos y robos. Hacernos cruzar Santa Fe con poca iluminación sin control policial nos expone. La seguridad es primordial en relación a las medidas económicas”.

  Desde la Vecinal Florida Norte, su secretaria Silvia consideró: “Deseamos que los cambios sean para bien y se hagan los ajustes necesarios para salvar el sistema. En nuestro caso no hemos tenido modificaciones, pero es importante garantizar frecuencias mejores”.

  La referente habló de los 30 minutos de espera “promedio” para que llegue a las paradas el 153 Negro y Rojo, el 103 Negro y el 143 Negro.

  Otro punto que mencionó la referente de zona norte es la garantía de un trasbordo eficiente. “Con la inseguridad es crucial que si uno se baja del colectivo se pueda tomar el siguiente rápido. Veremos cómo se pone en práctica”, señaló para insistir con mejorar la frecuencia: “Cuanto más colectivos, menos gente amontonada en su interior y menos tiempo de espero en medio de la inseguridad”.

  Silvia también lamentó no haber sido convocada a la hora de plantear opiniones en las modificaciones anunciadas.

  Desde la vecinal Empalme Graneros, el histórico vecinalista y ex concejal Osvaldo Ortolani también aportó su opinión sobre el rediseño del transporte.

  “Retirar líneas es ahorrar plata y tener un sistema inferior. Y si las paradas se ponen cada 4 cuadras se puede llegar más rápido a destino, pero la gente terminará esperando un solo colectivo en vez de varios en una misma parada barrial”, indicó Ortolani para concluir: “No se puede hacer esta locura. Hacer que la gente camine tantas cuadras es terrible en medio de tanta inseguridad”.

  Al igual que representantes de las otras vecinales consultadas, el titular de Empalme Graneros también se quejó de la falta de información previa a las medidas anunciadas y que regirán desde el 25 de enero próximo.

 “No se nos convocó para discutir nada. Entendemos lo de la pandemia, pero si queremos construir el transporte nos sacan un derecho, porque esto es para el futuro”, apuntó el ex legislador.

Apoyo de UTA

Sergio Copello, titular de la UTA consideró: “Era evidente una reformulación. Las líneas que han sido suprimidas nunca tendrían que haber existido. Eran totalmente deficitarias. Puede haber algún lugar donde el usuario tendrá que caminar una o dos cuadras más. No veo zonas determinadas que hayan sido afectadas”.

La amenaza de cortar el servicio en barrio Toba

La delegación Rosario de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) cortó ayer el servicio de la línea 110 antes de ingresar a la zona de Aborígenes Argentinos y colectora de avenida Circunvalación tras un violento intento de robo a un chofer, y amenazó con sacarlo definitivamente de barrio Toba si se siguen repitiendo hechos de esas características.

  Corrían las 9, a plena luz del día, cuando una persona intentó asaltar al chofer que estaba por retomar el recorrido tras llegar a la punta de línea. El delincuente le pidió la billetera y el celular, y ante la negativa luego le disparó, pero la bala rompió un vidrio de la unidad sin herir a la víctima, que se salvó de milagro y quedó muy conmocionada. Luego se fue corriendo.

  A partir del hecho el gremio tomó la determinación de parar 15 cuadras antes de la punta de línea actual. “El barrio Toba tiene un microclima, no es una novedad. Cada tanto estamos sacando las unidades de ahí”, comentó Sergio Copello, titular de la UTA, a LT8. El sindicalista reveló que los delegados de la línea están continuamente trabajando sobre el tema, y a menudo deben hacer el corte hacia el lado de bulevar Seguí por este tipo de episodios. “Tenemos un montón de pasajeros que no tienen por qué verse afectados por esto. Pero si los hechos se reiteran, sacaremos la línea en su totalidad”, advirtió.

  Copello comentó que el barrio es una de las zonas conflictivas que padecen los conductores, a la que se suman Santa Lucía, Saladillo y en alguna oportundiad barrio Las Flores. “Hoy la falta de seguridad se padece en todos lados. Siempre hemos pedido patrullajes que luego no perduran mucho en el tiempo, pero tranquilizan un poco la zona. Pero no estamos teniendo robos en toda la ciudad”, admitió.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS