La ciudad

Canje de lámparas: prueba piloto

El intercambio de lámparas incandescentes por focos de bajo consumo tendrá una experiencia piloto en Santa Fe. Lo confirmó anoche el ministro Aguas y Servicios Públicos provincial, Antonio Ciancio, tras una reunión en el Ministerio de Planificación Federal de la Nación a la que asistieron directivos de la Empresa Provincial de la Energía (EPE).

Sábado 05 de Enero de 2008

El intercambio de lámparas incandescentes por focos de bajo consumo tendrá una experiencia piloto en Santa Fe. Lo confirmó anoche el ministro Aguas y Servicios Públicos provincial, Antonio Ciancio, tras una reunión en el Ministerio de Planificación Federal de la Nación a la que asistieron directivos de la Empresa Provincial de la Energía (EPE).

El plan de ahorro energético impulsado por la Nación tendrá una primera remesa de lámparas "que serán distribuidas en dos zonas de Rosario y dos zonas de Santa Fe, para luego verificar los resultados", apuntó el ministro. Más temprano desde la EPE estimaron que la totalidad de la partida prevista para la provincia llegará recién en febrero (ver aparte).

  "Nos confirmaron desde la Nación que un primer lote de lámparas bajo consumo llega la semana que viene de modo que vamos a repartirla en las dos principales ciudades de la provincia para ver cómo se desarrolla la experiencia con el canje de dos lámparas de bajo consumo por igual cantidad de bombitas comunes", detalló Ciancio.

 

Diagrama. La metodología se repetirá con la Empresa de Energía de La Plata (Edelap), en Buenos Aires con Edenor y Edesur y con la Empresa Provincial de la Energía de Córdoba (Epec). Así se lo confirmaron al presidente de la EPE, Daniel Cantalejo, autoridades del Ministerio de Planificación Federal.

  "Esta distribución masiva genera un manejo de logística importante, pero el grueso llegará en febrero para completar lo acordado para Santa Fe", amplió Ciancio.

La medida fue consensuada ayer al mediodía durante un encuentro presidido por el subsecretario de Coordinación del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, con funcionarios de los gobiernos de Santa Fe, Mendoza y Córdoba; de la Federación Argentina de Municipios, la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), directivos de la Asociación de Distribuidores de Electricidad (Addera) y la Asociación de Defensa de Consumidores y Usuarios (Adecua).

En tanto, la vocera del encuentro fue la titular de Adecua, Sandra González, quien explicó que "la semana próxima comenzará el canje de dos lamparitas de bajo consumo por otras dos de consumo tradicional".

  González precisó que, para garantizar la seguridad de las personas que participan del operativo y de los hogares que recibirán los artefactos, con antelación se informará a través de los medios de comunicación "en qué zonas se va a instrumentar" el operativo que estarán acompañados de folletos indicativos para el uso eficiente de la energía.

   Una lámpara de 20 watts de bajo consumo es equivalente a una común de 100, por lo que en cada cambio se ahorrará 80 watts. Este nivel de ahorro, multiplicado por los 5 millones de lámparas de bajo consumo que planea distribuir el gobierno, equivale a 400 megavatios de potencia que se ahorran.

 

Cambio de hábito. "Lo que se busca es un cambio de costumbres, ya que la gente después, en vez de comprar lamparitas tradicionales, adquirirá las de bajo consumo. Esta medida, junto con el cambio de horario, contribuirá a un ahorro que nos beneficiará a todos", remarcó la titular de Adecua.

La iniciativa, entre otros puntos, contempla la instalación de lámparas de bajo consumo en edificios y oficinas públicas y límites para la utilización de aire acondicionado y para la iluminación de marquesinas con el fin de incrementar la oferta de electricidad para la industria y usuarios residenciales en unos 2.600 megavatios.

  Aunque para ello también será necesaria la adhesión de los gobiernos provinciales, municipales y comunales. El objetivo es garantizar un resultado efectivo.

En relación al primer punto del plan de ahorro energético, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, aseguró que el cambio de huso horario "está funcionando perfectamente" ya que posibilita un ahorro de electricidad diario de entre 150 y 175 megavatios (MW).

  Con la "nueva" hora en la Argentina el pico de consumo se corrió de las 21 a las 23.

Las 500 mil bombitas, en febrero

El canje masivo de lámparas de bajo consumo impulsado desde la Nación en el marco del plan de ahorro energético deberá aguardar unos 30 días para completarse. En la Empresa Provincial de la Energía (EPE) estiman que la distribución de los 200 mil focos destinados a los hogares más humildes de Rosario —dentro de las 500 mil que se repartirán en toda la provincia—, recién se completará hacia mediados de febrero. Ayer, funcionarios de la provincia mantuvieron reuniones con integrantes del Ministerio de Planificación para definir la modalidad de entrega para la prueba piloto anunciada para la semana entrante.

  El plan de ahorro energético lanzado por la presidenta Cristina Kirchner apenas asumió tiene como uno de sus ejes fundamentales el canje masivo en todo el país de las bombitas normales por lámparas bajo consumo. La meta es reducir un 12 por ciento la potencia eléctrica y un 6 por ciento de energía.

  Así, el 27 de diciembre la EPE anunció el novedoso proyecto. Se repartirán 500 mil lámparas en toda la provincia de Santa Fe, de las cuales unas 200 mil serán destinadas a los hogares pobres de Rosario, a razón de dos por vivienda.

  El Ejecutivo nacional adquirió en una primera etapa entre 5 millones de lámparas bajo consumo. Hace pocos días la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (Cadieel), que nuclea a los proveedores del Estado, anunció que la compra recién quedaría definida a mediados de este mes.

  El plan de uso racional de energía es una medida contra la escasez energética y contempla la distribución de cerca de 25 millones de lámparas de bajo consumo en un plazo de 36 meses.

 

 

Por el resarcimiento. En los casos en que el fluido eléctrico haya provocado la rotura de electrodomésticos, está contemplado el derecho a exigir un resarcimiento, si se constata que el defecto fue producido por deficiencias en el servicio de la red eléctrica.

  Para estos casos la EPE tiene a disposición de los usuarios un formulario que debe retirarse en las oficina de la firma. De todos modos también se exigirá la reparación ante la Justicia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario