La ciudad

“Bonfatti y Berni trabajarán juntos para que regrese Gendarmería”

El ministro de Gobierno, Rubén Galassi, le bajó el tono a la polémica con la Nación y apuesta a la coordinación y el diálogo. Aún no hay fecha de cuándo será el cónclave por la vuelta de Gendarmería.

Lunes 18 de Mayo de 2015

“Hay que dejar de lado las especulaciones. Bonfatti y Berni van a trabajar juntos para la llegada de Gendarmería. El envío de fuerzas federales es justo y necesario porque Santa Fe es parte también de la República Argentina”. Con estas palabras el ministro de Gobierno y Reforma provincial, Rubén Galassi, le bajó el tono al debate después de las duras declaraciones del secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien condicionó el regreso de Gendarmería a un compromiso de acompañamiento policial y de apartar a los uniformados provinciales de los operativos antidroga.

Galassi evaluó que “todos los procedimientos que hizo la Secretaría de Delitos Complejos han sido ordenados por la Justicia federal y todas sus actuaciones fueron a partir de investigaciones que conduce el fuero federal”.

Desde que el Frente Progresista acordó hace una semana atrás poner la seguridad como bandera todo parece haberse precipitado. El jueves pasado, el propio Berni recibió a una comitiva de legisladores y candidatos santafesinos del Frente para la Victoria y un día después quedó trunca la reunión entre el polifuncionario nacional y el gobernador Antonio Bonfatti.

Hasta anoche, nadie se atrevía a asegurar cuándo iba a concretarse el cónclave por la vuelta de Gendarmería.

Durante los últimos días hubo pases de factura por las competencias de la policía santafesina en materia de narcotráfico y un reclamo de mayor presencia y efectividad de los uniformados provinciales en las calles. Berni fue más allá al apuntar a la titular de Delitos Complejos, Ana Viglione: “Esta funcionaria, que es una ex policía, tiene que dejar de hacer operativos vinculados a la droga, que no son de su competencia y terminan haciendo fracasar la investigación federal que lleva meses de inteligencia”.

“Hasta tanto no se hagan las reuniones correspondientes no voy a emitir consideraciones al respecto, nada más por ahora”, le dijo ayer Viglione a La Capital.

El ministro Galassi se mostró con expectativa de que la reunión Bonfatti-Berni se concrete lo antes posible porque —dijo— “estamos convencidos de que se deben dejar especulaciones y análisis políticos y trabajar juntos, es lo más sensato, y este encuentro es lo más importante. Lo trascendental para la ciudadanía es que aunemos esfuerzos porque requiere respuestas del Estado, no importa su jurisdicción, y coordinar sería en beneficio de todos”.

Tras reclamar la llegada de Gendarmería no sólo para Rosario sino también para la capital provincial, Galassi afirmó que deben definirse la metodología y forma de trabajo “para ajustar responsabilidades de cada uno”, y agregó: “No vamos a hacer especulaciones públicas y si hay que modificar formas de funcionar se hará en los ámbitos que corresponde y con los responsables de cada área y jurisdicción”.

Cuando se lo consultó por el repliegue de policías que advirtió Berni en el “Operativo Rosario” del año pasado, Galassi recordó que se incorporaron 1.500 policías, pero renglón seguido llamó a “no polemizar sino mirar para adelante para mejorar la seguridad de todos”.

Tras recordar que todas las conversaciones del gobernador santafesino con el secretario nacional siempre fueron cordiales y con ánimo de coordinar esfuerzos, el ministro de Gobierno lanzó: “Mientras antes se haga la reunión, mejor”.

Faltazo. Para hoy a las 10, en la Intendencia está convocada una reunión entre la mandataria local, Mónica Fein, y los 19 diputados nacionales por Santa Fe.

Quien ya avisó que no asistirá es el diputado y candidato a gobernador kirchnerista, Omar Perotti. “Estos encuentros pueden servir para que alguno se posicione. Pero éste no es un momento para el show. A mí me van a encontrar dando condiciones que nos permita otorgar más seguridad. Hay que ser serios en este tema y colaborar para que se generen condiciones para la vuelta de Gendarmería”, dijo el legislador nacional.

Sobre la convocatoria hecha por la jefa comunal, Perotti enfatizó que es el gobernador quien tiene que hacer el pedido a la Nación para insistir: “No tiene sentido hacer todo esto. Cuanto más barullo en los medios, peor. Y lo más concreto es que no se va a mover un alfiler si se firma un documento entre los asistentes para que regresen las fuerzas federales. Institucionalmente, acá el que juega es el gobernador Bonfatti”.

Desde la vereda de enfrente, el candidato socialista a gobernador, Miguel Lifschitz, consideró “muy bueno que la intendenta se reúna con legisladores nacionales y se trabajen temas importantes para la ciudad”.

“Priman las estructuras”. El candidato a intendente por en Frente Renovador, Alejandro Grandinetti, se refirió a la polémica suscitada en torno a la posible vuelta de Gendarmería a la ciudad: “Una muestra más de que en los temas centrales no prima el interés ciudadano sino las estructuras partidarias de los oficialismos tanto nacional como provincial”. El candidato massista a la Intendencia señaló que “la foto apresurada con Sergio Berni con algunos candidatos afines al gobierno nacional y la necesidad de Bonfatti y Fein de mostrar el retorno persigue el objetivo de capitalizar para ellos esta gestión”.

Fein se juega su carta ante legisladores nacionales. La intendenta Mónica Fein espera para hoy a partir de las 10, en el Salón Carrasco del Palacio Municipal a diputados nacionales por Santa Fe con el fin de formalizar el pedido a Nación para que regresen más gendarmes a Rosario. Y si bien el reclamo al secretario de Seguridad Sergio Berni será el tema prioritario de agenda, la convocatoria será abierta a sumar críticas y propuestas sobre el accionar policial y la colaboración de las dependencias municipales.

La iniciativa nació del relanzamiento que hizo el Frente Progresista hace una semana atrás, donde el discurso casi en forma excluyente viró hacia la inseguridad.

Además del reclamo formal para la vuelta en una cantidad significativa de las fuerzas federales, Fein también pidió públicamente un refuerzo importante de la Policía Comunitaria. El pedido generó una fricción y tirantez bajo cuerda entre Intendencia y Casa Gris, a punto tal que el secretario de seguridad provincial Gerardo Chaumont le bajó la pretensión a la intendenta.

Para hoy a las 10, en el Salón Carrasco del Palacio de los Leones la anfitriona espera a los 19 diputados nacionales, aunque ya algunos anticiparon su ausencia.

Quien anticipó su presencia fue el diputado Pablo Javkin. “La prioridad es que vuelva Gendarmería. Todos debemos ser muy prudentes para que el gobernador (Antonio) Bonfatti y el gobierno nacional se pongan de acuerdo. Todo lo que signifique unidad de diversos espacios políticos en función de este objetivo, sirve. Hay que dejar que tomen el tema quienes deben y ayudar desde el lugar que nos toca. Ojalá el se concrete pronto”, reflexionó.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS