Información Gral

Una Amazonia degradada pidió auxilio al Papa

Madre de Dios, la región amazónica que visitó ayer Francisco, es blanco de la destrucción por la minería ilegal del oro, que deja tierra yerma a su paso

Sábado 20 de Enero de 2018

Daños ambientales, deforestación, contaminación de ríos y prostitución infantil recibieron al Papa Francisco en su visita a la Amazonia peruana, donde tuvo ayer un encuentro con pueblos originarios que buscan su ayuda para resolver los problemas que los agobian.

   "Por la primera vez, en este pueblo, se juntan todas las comunidades nativas de prácticamente toda Sudamérica. Es muy difícil tenerlos a todos reunidos, entonces es histórico", dijo José Trinidad, de 69 años, sobre el encuentro del Papa con 3.500 indígenas peruanos, brasileños y bolivianos.

   Francisco, un ferviente defensor del pulmón verde del planeta, recibió reclamos de las comunidades y de ambientalistas preocupados por la explotación salvaje de los recursos naturales.

    Puerto Maldonado, cabecera de la región Madre de Dios es la capital de la minería ilegal de Perú, que genera utilidades por 1.000 millones de dólares anuales, pero no deja beneficios a los pueblos aborígenes ni al fisco, que pierde de recaudar unos 350 millones de dólares al año en impuestos, según cifras oficiales.

    Perú es el quinto productor mundial de oro. Según un informe de 2016 de la Iniciativa Global contra la Delincuencia Organizada, 90% del preciado material se extrae de minas ilegales o artesanales.

Por todo esto la comunidad Ese Eja Palma Real le regaló ayer a Francisco un arco y una flecha, para que los defienda y los ayude a recuperar las tierras ancestrales que les han arrebatado los mineros ilegales.

   "En el sur de Perú, la actividad minera es el factor más crítico" de la deforestación, asegura Matt Finer, director del proyecto Maap (control de los Andes amazónicos), formado por dos asociaciones ecologistas, una local y otra estadounidense

Devastación en tiempo real

Gracias a los satélites y a los drones, Maap ha publicado en internet en tiempo casi real la destrucción de la Amazonia, que se aceleró en 2017 con un récord de 20.000 hectáreas devastadas, equivalentes a 28.500 campos de fútbol.

    El objetivo de Maap es "poder alertar sobre nuevos focos de deforestación por la minería ilegal", indica Daniela Pogliani, directora de la asociación Conservación Amazónica, quien asegura que la herramienta ha ayudado a las autoridades a intervenir en varias ocasiones. "Definitivamente, la visita del Papa es un acto muy importante para el Perú y Madre de Dios", explica Pogliani, porque es "la región con más biodiversidad del Perú", poblada por jaguares, loros y monos, pero dañada por una actividad minera "muy destructiva".

Además, los mineros utilizan mercurio para amalgamar el oro, lo que contamina los ríos y mata a los peces. Esta contaminación deja la tierra sin su cubierta vegetal, expuesta la degradación y el deterioro acelerado por las lluvias intensas.

   La Amazonia, que cubre un tercio del territorio peruano, es tan extensa y tan remota que no hay presencia del Estado, lo que facilita el delito, tanto el ambiental como la prostitución de menores e incluso el narcotráfico.

   En el primer semestre de 2017 se reportaron en Madre de Dios más de un centenar de casos de prostitución infantil y lidera el ránking de la trata de personas en Perú, según la fiscalía.

   Muchas aldeas solo son accesibles por vía aérea o fluvial. La única carretera que une esta región con la costa fue construida por la empresa brasileña Odebrecht centro de un escándalo de corrupción que abarca a varios países de América Latina y es objeto de una investigación por pagos de sobornos.

El Papa dijo ayer en la capital de Madre de Dios que "duele constatar cómo en esta tierra, que está bajo el amparo de la Madre de Dios, tantas mujeres son tan desvaloradas, menospreciadas y expuestas a un sinfín de violencias". "No se puede naturalizar la violencia hacia las mujeres. No nos es lícito mirar para otro lado y dejar que tantas mujeres, especialmente adolescentes sean pisoteadas en su dignidad", añadió en el encuentro, al que también asistió el presidente Pedro Pablo Kuczynski.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario