Información Gral

Una tormenta dejó nueve muertos y 61 heridos en el nordeste misionero

Una fuerte tormenta que se abatió sobra dos poblados del municipio de San Pedro, en el nordeste misionero, cercano a la frontera con Brasil, dejó al menos nueve muertos, una niña desaparecida y 61 heridos.

Miércoles 09 de Septiembre de 2009

Una fuerte tormenta que se abatió sobra dos poblados del municipio de San Pedro, en el nordeste misionero, cercano a la frontera con Brasil, dejó al menos nueve muertos, una niña desaparecida y 61 heridos.

  La policía de Misiones confirmó anoche que son nueve las víctimas mortales por el temporal, de los cuales siete son niños de entre seis meses y ocho años, mientras una menor de edad se encuentra desaparecida.

  Si bien las autoridades no precisaron las circunstancias en que se produjeron los decesos, fuentes que trabajan en la asistencia dijeron que la mayoría se encontraba en su vivienda anteanoche, en el momento en que se abatió el meteoro.

  Entre las víctimas mortales hay cuatro niñas de 8, 5, 3 años y una beba de 6 meses, y un niño de 6 años, todos habitantes del paraje Santa Rosa, en el municipio de San Pedro, y otra niña de 3 años, de la localidad de Bernardo de Irigoyen.

  De acuerdo con el informe oficial, también murieron Eva Pereira, de 74 años, de Bernardo de Irigoyen, y otra mujer de 45 años que no pudo ser identificada, a raíz de las heridas que presenta el cuerpo y la falta de documentación.

  En el detalle oficial se incluyó la desaparición de una niña de 4 años, a quien, según comentó un familiar, "se la llevó el viento y todavía no se la encuentra".

  En tanto, 61 personas permanecían anoche internadas en los hospitales de San Pedro, de Bernardo de Irigoyen, de Eldorado y otros centros asistenciales de la zona.

  Klaus Jahke, director del hospital de Eldorado, sostuvo que tres pacientes estaban muy graves, dos con asistencia respiratoria mecánica y que uno de ellos tenía "un cuerpo extraño clavado en el cerebro", por lo cual fue sometido a una cirugía.

  Las fuertes ráfagas de viento produjeron destrozos en las viviendas y derribaron árboles y postes de electricidad en esa región de selva misionera en el extremo noreste de Argentina. La zona más afectada fue el paraje Santa Rosa, así como los parajes de Pozo Azul y Tobuna,.

  El intendente de San Pedro, Orlando Wolfart, afirmó que lo que se presume fue un tornado "ha hecho desaparecer bosques, casas, ha desaparecido todo". "A una mujer, el viento le arrancó al bebé de sus brazos", relató conmocionado el funcionario.

  La primera tormenta ocurrió en la noche del lunes y horas después llegó otra, con fuertes vientos.

  "Los caminos quedaron tapados de árboles y bajo tierra, hubo que abrirlos para llegar a socorrer a los heridos", afirmó Wolfart, quien dijo que varios de los heridos habían quedado "en el barro, bajo la lluvia, sin ninguna protección" porque sus casas habían sido arrasadas en San Pedro, 240 kilómetros al este de la ciudad de Posadas.

  La tormenta dañó además depósitos de tabaco y el sistema eléctrico. Hay 500 evacuados.

  La presidenta Cristina Fernández viaja hoy a la provincia de Misiones para recorrer la zona afectada por el meteoro y evaluar la ayuda que enviará el Estado nacional.

  La presidenta dispuso ayer que varios funcionarios se trasladasen a San Pedro para tomar conocimiento de la situación en el terreno.

  El fenómeno, además de azotar el nordeste de Argentina, también castigó al sur de Brasil (donde mató a cuatro personas), además de Uruguay y Paraguay, según indicaron los servicios de socorro de los diferentes países. l (DPA, DyN y Télam)



 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario