Información Gral

Un policía de franco y de civil mató a su asaltante en Ostende

Un hombre y una mujer policías, destinados al Operativo Sol en la costa atlántica, que se hallaban paseando por el balneario bonaerense de Ostende, mataron a balazos a un muchacho de 16 años que aparentemente pretendió asaltarlos.

Miércoles 30 de Enero de 2008

Un hombre y una mujer policías, destinados al Operativo Sol en la costa atlántica, que se hallaban paseando por el balneario bonaerense de Ostende, mataron a balazos a un muchacho de 16 años que aparentemente pretendió asaltarlos a mano armada.

  El hecho, que se conoció ayer, ocurrió el sábado último en esa localidad turística, y el muchacho muerto es hijo de una empleada municipal de Pinamar, a quien los policías le secuestraron un arma que estaba trabada y dinero aparentemente robado.

  Todo comenzó a las 21 del sábado cuando ambos efectivos de la policía se hallaban de franco de servicio y salieron a pasear por Ostende en el Chevrolet Corsa de uno de ellos.

  Al llegar a Los Andes y Argel fueron interceptados por un muchacho armado, quien les apuntó y les exigió el dinero.

  Les apuntó en la cabeza y los amenazó con matarlos, por lo que le entregaron 10 pesos y algunas monedas que estaban dentro del auto.

  Luego el hombre policía extrajo su arma reglamentaria y disparó contra el asaltante.

  El joven salió corriendo, pero fue encontrado minutos después a unos 200 metros, tirado en la vereda, y con un disparo en el pecho, dijeron los investigadores.

  "Si bien fue convocada la ambulancia, el muchacho ya estaba muerto", explicó un jefe policial que trabaja en la zona.

  Según los investigadores, en uno de los bolsillos del muchacho se encontraron los diez pesos y las monedas robadas a sus víctimas, como así también se le secuestró un revólver calibre 32, que estaba trabado.

 

Asalto en Santa Clara. Un hombre, su esposa y sus hijos de 5 y 8 años fueron asaltados por tres delincuentes cuando se hallaban preparando un asado en una casa que habían alquilado por una semana en la localidad balnearia bonaerense de Santa Clara del Mar.

  El hecho ocurrió anteayer a las 23.40, en una vivienda de dos plantas ubicada en Juan De Garay y Hernandarias, de esa ciudad.

  Raimundo Rodríguez, de 38 años, hacía un asado en la parrilla situada en el fondo de la casa, cuando fue sorprendido por tres delincuentes encapuchados, dos de ellos armados con navajas.

  Tras amenazarlo, lo llevaron hasta el interior de la vivienda, donde se encontraba su esposa, Victoria Ayala, de 25 años, y sus hijos.

  Los delincuentes encerraron al matrimonio y sus hijos dentro de una habitación y, tras alzarse con una computadora portátil, una filmadora, una cámara de fotos y 300 pesos, se dieron a la fuga." l (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario