Información Gral

Ultimó al sereno de la playa por orinarlo

Un sereno del balneario bonaerense de Villa Gesell fue asesinado ayer a golpes por un joven turista al que había orinado por haberse quedado dormido en la playa.

Miércoles 30 de Enero de 2008

Un sereno del balneario bonaerense de Villa Gesell fue asesinado ayer a golpes por un joven turista al que había orinado por haberse quedado dormido en la playa.

  El atacante fue detenido poco después de descubierto el cuerpo de la víctima, a pocos metros del lugar del hallazgo y con manchas de sangre en su cuerpo y en su ropa.

  El hecho ocurrió ayer a la mañana, a las 7, en Paseo 133 y el mar, en plena playa del balneario.

  En esa playa, ubicada cerca al muelle y habitualmente utilizada por familias que buscan alejarse de los balnearios céntricos donde están principalmente los grupos de jóvenes, la víctima, identificada por la policía como Cerafio Chávez, de 56 años, trabajaba como sereno de un parador.

  Según las fuentes, el sereno recorría la playa cuando encontró a un joven que dormía en la arena y lo orinó sin que el muchacho advirtiera lo que le hacía.

  Cuando el joven se despertó, notó que estaba orinado, se acercó al sereno y le preguntó quién lo había hecho, a lo que Chávez respondió que había sido él.

  Los investigadores creen que el sereno había actuado de esa manera porque el chico se había quedado dormido en la playa y que el muchacho reaccionó violentamente y lo atacó a golpes de puño en el rostro, dijeron los informantes.

  "Probablemente el sereno también haya sido atacado a patadas", explicó un jefe policial. Tras la agresión, un llamado al 911 alertó al personal de la seccional segunda de Villa Gesell que un hombre yacía muerto en la playa de la 133.

  Los médicos determinaron luego que el sereno había muerto a raíz de los fuertes golpes recibidos en la cara. Los detectives encontraron cerca de la escena del crimen un documento de identidad de un joven de 20 años, que luego fue localizado a media cuadra del lugar del hallazgo del cadáver.

  Al interrogar al joven, éste admitió que era su DNI y como los policías advirtieron que el muchacho presentaba manchas de sangre en su ropa y cuerpo lo detuvieron como presunto autor de la muerte del sereno Chávez.

  En un primer momento el sospechoso "se hacía el desentendido" y negó tener relación con lo ocurrido, aunque finalmente admitió que había tenido una pelea con la víctima. Es oriundo de Moreno y estaba de vacaciones en Gesell. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario