Información Gral

Tres muchachos murieron en una picada de motos en Buenos Aires

Tres jóvenes de entre 17 y 22 años murieron ayer y otros dos sufrieron heridas en una picada corrida en motos en la ciudad bonaerense de 9 de Julio, a metros del acceso al autódromo donde se disputan las competencias de Turismo de Carretera (TC) y a 265 kilómetros al sudeste de la Capital Federal.

Sábado 16 de Febrero de 2008

Tres jóvenes de entre 17 y 22 años murieron ayer y otros dos sufrieron heridas en una picada corrida en motos en la ciudad bonaerense de 9 de Julio, a metros del acceso al autódromo donde se disputan las competencias de Turismo de Carretera (TC) y a 265 kilómetros al sudeste de la Capital Federal.

La policía identificó a las víctimas mortales como Fabián Valbuzzi, de 22 años; César Tolosa, de 19, y Renzo Blanco, de 17, inhumados ayer en el cementerio de 9 de Julio.

“Estaban destrozados”, subrayó el vocero policial al describir el estado de las víctimas fatales.

El hecho ocurrió ayer a las 2.30 cuando un grupo de entre 30 y 40 motociclistas se concentraron en la prolongación de la avenida Agustín Alvarez, por la que se accede a la pista del autódromo, informaron fuentes policiales.

La zona es un sector de quintas descampado y sin iluminación en la que está, además, un club hípico. Está ubicada a unas veinte cuadras del centro de la ciudad.

Según las fuentes, en la corrida estuvieron involucradas seis motos, tres de 125 centímetros cúbicos de cilindrada y otras tres de 110, cuyas marcas y modelos se intentan establecer mediante pericias, dado que quedaron destrozadas.

Los voceros explicaron que el accidente ocurrió cuando tres motos iniciaron una picada, mientras que otras tres se preparaban a unos mil metros atrás de los que habían empezado a correr.

Sin embargo, al salir el segundo grupo, se encontró con que los tres anteriores regresaban a toda velocidad de la picada por lo que se produjo un choque frontal en el que quedaron involucradas las seis motocicletas.

Como consecuencia del impacto, murieron en el acto Valbuzzi y Tolosa, mientras que Blanco murió al llegar al hospital local de 9 de Julio.

Los otros dos jóvenes, de 16 y 17 años, sufrieron heridas de distinta consideración por lo que fueron internados en el hospital local, aunque el menor de ellos fue dado de alta pasado el mediodía.

Por su parte, Juan Carlos Durand, tío de César Tolosa, señaló que su sobrino le negaba a él y a su familia que corriese picadas y aseguró que se había comprado la moto “con su plata”, trabajando en la fumigación de campos.

“César me negaba tanto a mí como a mi mamá, que lo crió desde chiquito, y a la madre de él cuando lo iba a ver. César negaba todo, nos decía que él no corría”, explicó el hombre.

Todos los días. El médico Gustavo Tafarel, del hospital de 9 de Julio, que atendió a algunos de los accidentados, dijo que “corren picadas todos los días, lo hacen frente a mi casa”.
  “Eran seis motos que chocaron entre sí. Uno de los seis salió ileso, dos murieron en el momento, un tercero en el hospital, y dos quedaron heridos. Es algo muy triste. Mi esposa y yo hicimos denuncias en varias oportunidades. Venía la policía y los chicos, que eran entre 15 y 20, se iban a otro lado”, relató.
  El médico agregó que “era un poco esperar que sucediera esto, porque corrían de una manera un poco atípica, acostados hacia adelante, con el abdomen apoyado en el tanque de la moto y sin casco”.
  “Permanentemente desde la policía comunal se los persigue, pero van de un sector a otro de la ciudad, a los accesos o frente al autódromo municipal, que está fuera de la planta urbana. A veces se juntan 30 a 40 motos”, indicó Tafarel.
  El sepelio de los tres jóvenes fallecidos se realizó ayer a la tarde en la ciudad de 9 de Julio. l (DyN y Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario