Información Gral

Paraguay: condenan a acusados por incendio en supermercado

Un tribunal de Paraguay condenó el sábado a penas de entre 2 y 12 años de prisión a los principales procesados por un incendio que mató a 327 personas en un supermercado de Asunción, tras encontrarlos culpables del delito de homicidio.

Sábado 02 de Febrero de 2008

Asunción- Un tribunal de Paraguay condenó hoy a penas de entre 2 y 12 años de prisión a los principales procesados por un incendio que mató a 327 personas en un supermercado de Asunción, tras encontrarlos culpables del delito de homicidio.

El histórico fallo provocó indignación entre familiares de víctimas y sobrevivientes, quienes se congregaron en las inmediaciones del Palacio de Justicia con banderas y fotografías de los fallecidos, en medio de un impresionante despliegue de seguridad.

El tribunal de primera instancia condenó al propietario del supermercado, Juan Pío Paiva, a 12 años de prisión, a su hijo Víctor Daniel Paiva, a 10 años, y al guardia de seguridad Daniel Areco a una pena de 5 años. El accionista Humberto Casaccia recibió una pena de 2 años y seis meses de cárcel.

Los jueces encontraron a los acusados culpables del delito de homidicio doloso en grado eventual, homicidio doloso en grado de tentativa y exposición de personas a lugares de trabajo peligroso. Pero dispusieron que permanezcan en libertad hasta que la sentencia sea definitiva.

La fiscalía había solicitado penas de hasta 25 años de reclusión, tras argumentar que los procesados ordenaron y ejecutaron el cierre de las salidas para evitar robos.

El tribunal determinó que el guardia de seguridad “entornó” las puertas en una de las salidas, lo que impidió la evacuación, pero puso mayor énfasis en el hecho de que el local no cumplía con las condiciones de seguridad adecuadas.

Los peritos concluyeron que el incendio, ocurrido en agosto del 2004, se inició en la parrilla de un restaurante situado dentro del edificio, debido a la acumulación de grasa en una chimenea mal construida y sin el mantenimento apropiado.

El local carecía de un sistema efectivo de prevención y detección de incendios, así como de salidas de emergencia, y el tribunal consideró que existió omisión en el cumplimiento de las normas municipales vigentes. Los magistrados absolvieron a otros tres accionistas.

Además de causar la muerte a 327 personas, el incendio en el supermercado Ycuá Bolaños V, considerado la mayor tragedia en tiempos de paz en el país, dejó ocho desaparecidos, unos 400 heridos y más de un centenar de niños huérfanos.

Las asociaciones de víctimas cerraron parte de una avenida cerca de la sede judicial, donde instalaron 400 sillas blancas vacías para recordar a los fallecidos e instalaron parlantes para seguir la lectura del fallo.

Los afectados, que vestían camisetas con la inscripción “La vida vale” y se abrazaban entre llantos, colocaron carteles sobre el asfalto que advertían: “Si no hay justicia, el pueblo se levanta”.

“Estamos indignados por esta resolución pero esperanzados de que con la apelación consigamos elevar esta condena”, dijo Liz Torres, una sobreviviente de la tragedia poco antes de liderar una multitudinaria marcha por las calles de Asunción.

Las autoridades judiciales limitaron el número de asistentes a la sala por temor a que se repitan los hechos ocurridos en diciembre del 2006 durante la conclusión de un juicio anterior que luego quedó anulado.

En esa oportunidad, los afectados arrojaron sillas y otros objetos a los magistrados y protagonizaron violentas manifestaciones en la capital, disconformes con el fallo.

Juan Pío Paiva, su hijo Víctor y Daniel Areco, quienes se declararon inocentes y pidieron ser absueltos, estuvieron recluidos desde el día del incendio hasta mediados del 2007, cuando los jueces ordenaron su excarcelación.

“Es una sentencia chanfleada (torcida). Lo principal en la acusación era el cierre de las puertas y de eso nos defendíamos”, dijo el abogado de Paiva, Luis Escobar. “Pero lo importante es que mi cliente va a litigar en libertad y lo demás ya lo discutiremos en la apelación”, agregó. Las partes tienen 10 días para apelar la sentencia. (Reuters)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario