Información General

Miami: adelantan la demolición de la torre que se mantiene en pie por la llegada de una tormenta

La estructura es una amenaza para los rescatistas y los vientos podrían hacerla caer sobre la zona donde trabajan

Sábado 03 de Julio de 2021

Con una tormenta tropical que se dirige hacia el sur de Florida, la parte que se mantiene en pie del edificio Champlain Towers será demolida en pocos días para permitir que los equipos de rescate puedan reanudar la búsqueda en el lugar de forma segura, dijeron las autoridades. “Esto protegerá a nuestros equipos de búsqueda y rescate. No sabemos cuándo podría caerse”, dijo el gobernador de Florida, Ron DeSantis. “Con estas ráfagas, se crearía un verdadero peligro severo”.

  La alcalde de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, anunció inicialmente que el edificio no podría ser demolido hasta al menos finales de julio. Pero después de hablar con otra empresa de demolición, los funcionarios decidieron adelantar el calendario. El alcalde de Surfside, Charles Burkett, dijo que la estructura podría ser demolida hoy mismo, domingo. “El temor es que el huracán (luego degradada a tormenta) pudiera derribar el edificio por nosotros, y derribarlo en la dirección equivocada, encima de la pila donde tenemos víctimas”, dijo Burkett. Dos empresas han sido contratadas o subcontratadas por el Departamento de Emergencias de Florida.

El anuncio, hecho ayer por la mañana, se produjo 9 días después de que el edificio Champlain Towers South se derrumbara el 24 de junio, matando al menos a 24 personas y dejando a más de 120 desaparecidas.

Este sábado por la mañana se descubrieron dos cuerpos más, anunció la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava. Las labores de rescate se han visto complicadas por el clima tormentoso y las condiciones inestables del lugar, que incluyen el desplazamiento de los escombros, la amenaza de caída de estos y el temor de que la torre que queda en pie pueda derrumbarse, poniendo en peligro al personal de emergencias. Levine Cava firmó el viernes una orden de demolición del edificio. Pero ese día la alcalde dijo que la demolición probablemente no se produciría hasta finales de julio, mientras los funcionarios perfeccionan los planes para derribar el edificio de forma segura. “Preferiríamos que se cayera de forma controlada. Pero puede que no tengamos esa oportunidad”, admitió Levine Cava. Pero este enfoque cambió ayer, con la tormenta tropical Elsa moviéndose desde el Caribe hacia el sur de Florida. La alcalde anunció el estado de emergencia, al igual que el gobernador.

  La trayectoria proyectada de Elsa se mantenía al oeste del condado de Miami-Dade, pasando por Cuba y hacia el Golfo de México. Pero el condado tendrá igualmente un clima tormentoso, y un ligero cambio en la trayectoria de Elsa es siempre posible.

  “En la tarde del lunes, podemos empezar a ver lluvias más frecuentes y vientos racheados y eso continuará hasta el martes”, dijo el experto del Servicio Meteorológico Nacional de Miami, Robert Molleda.

  El jefe de operaciones de los bomberos de Miami-Dade, Ray Jadallah, dijo en una sesión informativa privada ayer por la mañana, que los equipos necesitan hasta 14 horas para preparar el edificio para su demolición. Planean perforar agujeros en las columnas del primer y segundo piso para plantar los explosivos. Si la operación sale bien, el edificio se derrumbará en su lugar, dijo el experto.

  El jefe de los bomberos del condado, Alan Cominsky, agregó que se colocará una lona sobre la parte derrumbada del edificio, donde los rescatistas buscan cuerpos y supervivientes. Dijo que el sitio seguirá siendo un punto central de las labores. “Hay zonas en las que no hemos podido buscar”.

  El condado acudió a los tribunales el viernes para conseguir que el administrador judicial del condominio firme la demolición. Un juez dijo que no era necesario, allanando el camino para la demolición.

 Los rescatistas también están buscando mascotas que pueden haber quedado en la parte del edificio que aún está en pie, dijo Levine Cava. Los equipos han hecho tres búsquedas con cámaras y no han encontrado ninguna mascota. Pero los equipos no han podido entrar en las unidades. “No es seguro para nadie ir más allá del primer piso”, dijo Levine Cava.

  A última hora del viernes, las autoridades anunciaron que seis bomberos habían dado positivo en las pruebas de Covid-19. Los rescatistas han estado trabajando en demoledores turnos de 12 horas durante 10 días, sin incluir el tiempo de preparación y el informe antes y después de cada turno.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario