Información Gral

¿Y la igualdad de género?: las tareas del hogar aún siguen siendo cosas de mujeres

Las tareas del hogar siguen siendo cosa de mujeres. A pesar de las numerosas conquistas en el mercado laboral, puertas adentro son ellas las que mantienen en pie la familia. En tanto “hacer las compras” es la actividad en la que los hombres están más dispuestos a colaborar. Al menos, eso revela una encuesta de TNS Gallup en donde se confirma que sumar una mayor cantidad de horas de trabajo fuera de casa no significa que se resten horas a los quehaceres hogareños.

Jueves 05 de Junio de 2008

Las tareas del hogar siguen siendo cosa de mujeres. A pesar de las numerosas conquistas en el mercado laboral, puertas adentro son ellas las que mantienen en pie la familia. Al menos, eso revela una encuesta de TNS Gallup publicada hoy en el diario La Nación en donde se confirma que sumar una mayor cantidad de horas de trabajo fuera de casa no significa que se resten horas a los quehaceres hogareños.

El informe de la consultora se basó en las experiencias de 1.010 personas, a quienes se les preguntó sobre la repartición de las tareas domésticas dentro del hogar. Los resultados no variaron desde la última encuesta, realizada hace ya más de siete años atrás; ellas siguen siendo las responsables de mantener la casa en orden.

El estudio de Gallup revela que actualmente el 40 por ciento de los hogares está mantenido económicamente por “el hombre de la casa”, mientras que el 25 por ciento de las parejas encuestadas admite que ambos aportan económicamente por igual. En un 4 por ciento de los hogares es la mujer la que lleva más dinero al hogar, mientras que en sólo un uno por ciento de las familias encuestadas las mujeres son el único sustento económico.

Sin embargo, en cuanto a las tareas domésticas, la situación no ha variado sustancialmente. Aunque muchos maridos dicen públicamente "colaborar bastante” con los quehaceres hogareños, al ser consultados sobre labores específicas la cosa cambia; son las mujeres las encargadas de realizar la mayoría de las tareas domésticas.

Por ejemplo, mientras que el 90 por ciento de las mujeres hace habitualmente la cama, sólo un 15 por ciento de sus cónyuges admite realizar esa labor. En cuento al lavado de platos (una de las disputas más comunes en los hogares argentinos) el 87 por ciento de las mujeres se hace cargo de esa tarea, frente a un escaso 15 por ciento masculino.

Pero “hacer las compras” es la actividad en la que ellos están más dispuestos a colaborar. Además, según el estudio, los hombres demuestran mucho más interés que ellas en las refacciones o tareas de reparación dentro del hogar.

Con respecto a lo que se podría mejorar, son las mujeres las que reclaman mayor participación en el hogar, aunque demandan además una “mayor apertura al diálogo” por parte de sus parejas (22 por ciento) y "que pase más tiempo en pareja" (21%).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario