Información Gral

Estudio revela los libros preferidos durante la Alemania nazi

El investigador Christian Adam  realizó un estudio por el cual dio a conocer las lecturas  preferidas de los alemanes durante la época del nazismo en ese  país, e incluyó en ese listado a títulos como `Mein Kampf` (Mi  Lucha) de Adolf Hitler...

Sábado 21 de Agosto de 2010

El investigador Christian Adam  realizó un estudio por el cual dio a conocer las lecturas  preferidas de los alemanes durante la época del nazismo en ese  país, e incluyó en ese listado a títulos como `Mein Kampf` (Mi  Lucha) de Adolf Hitler, `El testamento de Winnetou`, del alemán  Karl May y un manual para hacer senderismo sin ropas.

Adam, que estudió unos 350 títulos sobre los que analizó su  aparición y repercusión que publicó en un escrito titulado `Leer  bajo Hitler. Autores, best sellers, lectores en el Tercer Reich`,  catalogó a los libros con tirajes superiores a 100.000 ejemplares,  aparecidos entre 1933 y 1945.

Y analizó todo tipo de géneros que incluyeron “novela, ensayo,  libros de consulta, de guerra o atlas", consignó la agencia DPA.

“Para la dictadura de Hitler, el exterminio de la cultura, la  ideología de la raza aria y el entretenimiento iban necesariamente  de la mano", explicó Adam, quien reveló que ”el alemán Karl May,  autor de libros como `El testamento de Winnetou`, era el escritor  preferido del dictador Adolf Hitler y un manual para hacer  senderismo sin ropa fueron algunos de los grandes best sellers de  la Alemania nazi".

El investigador también explicó en su trabajo que “la  dirección del partido, el Ministerio de Propaganda de Joseph  Goebbels, el departamento del ideólogo nazi Alfred Rosenberg,  querían meter mano y decidir quién tenía derecho a publicar qué y  quién no".

Y afirmó que “el régimen contaba al menos con 20 puestos de  censura, listas negras y recomendaciones. Para Rosenberg,  responsable de los territorios ocupados por Alemania durante la  Segunda Guerra Mundial (1939-45), la literatura de entretenimiento  era un veneno. Por el contrario, para Goebbels las lecturas  fáciles eran una buena válvula de escape en el contexto de la cada  vez más segura derrota en la guerra".

Junto al líder absoluto, “Mein Kampf” (“Mi Lucha”), con una  tirada de 12,5 millones de ejemplares, en las bibliotecas alemanas  se acumulaban otras obras como `El principito` de Antoine de  Saint-Exupéry (135.000 ejemplares), `Lo que el viento se llevó“`  (366.000), de la estadounidense Margaret Mitchell o `La madre  alemana y su primer hijo`, de Johanna Haarer.

También aparecen `El principito`, de Antoine de Saint-Exupéry  (135.000 ejemplares); `Lo que el viento se llevó` (366.000), de la  estadounidense Margaret Mitchell; `La madre alemana y su primer  hijo`, de Johanna Haarer; `Los inventores rompen el bloqueo`  (400.000 ejemplares); `Robert Koch. Novela de una gran vida`  (135.000 ejemplares) y `El hombre y el sol. El espíritu olímpico  ario`. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS