Información Gral

En un ajuste de cuentas, cae el jefe narco colombiano más buscado

Uno de los narcotraficantes prófugos más importantes de Colombia, por quien Estados Unidos ofrecía 5 millones de dólares de recompensa, fue muerto en Venezuela en un ajuste de cuentas entre traficantes de drogas, informaron ayer fuentes de las fuerzas de seguridad.

Sábado 02 de Febrero de 2008

Uno de los narcotraficantes prófugos más importantes de Colombia, por quien Estados Unidos ofrecía 5 millones de dólares de recompensa, fue muerto en Venezuela en un ajuste de cuentas entre traficantes de drogas, informaron ayer fuentes de las fuerzas de seguridad.

Wilber Alirio Varela, alias "Jabón", uno de los dos jefes más importantes del Cartel del Norte del Valle, apareció muerto a balazos junto con uno de sus hombres de confianza, en un complejo turístico del estado de Mérida.

"Estamos trabajando con las autoridades colombianas. Ya se ha determinado que, por lo menos, hay más de 32 puntos característicos de las huellas dactilares donde se confirma que es la misma persona (el narco colombiano)", dijo el jefe de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) de Venezuela, coronel Néstor Luis Reverol Torres.

Reverol no descartó que el narcotraficante haya sido muerto fuera de Venezuela y llevado a ese país como parte de la campaña de Estados Unidos contra el gobierno del presidente Hugo Chávez.

Una fuente policial colombiana que habló bajo la condición del anonimato aseguró que tenía la certeza de que la persona muerta en Venezuela era "Jabón".

Varela, un sargento retirado de la policía, era el único jefe de alto nivel del Cartel del Norte del Valle que quedaba libre después de que en septiembre el Ejército capturó a Diego León Montoya, alias "Don Diego", actualmente encarcelado en una prisión colombiana mientras espera ser extraditado a Estados Unidos.

Los dos narcotraficantes acusados mantuvieron una guerra por el control de la organización que dejó cientos de muertos de los dos bandos, de acuerdo con fuentes de seguridad.

El Cartel del Norte del Valle es considerado por autoridades de Colombia y de Estados Unidos como la organización de narcotraficantes más poderosa de este país sudamericano, acusada de exportar unas 500 toneladas de cocaína desde 1999, valoradas en unos 10.000 millones de dólares. Esa organización alcanzó su apogeo a finales de la década de 1990, después de la desarticulación de los carteles de Medellín y de Cali.

 

Extraño apodo. Varela, de 50 años, fue apodado en el mundo criminal como "Jabón" debido a que su apellido es igual al de la marca de un detergente ampliamente conocido en Colombia.

El dueño de las cabañas donde se registró el crimen, a quien Radio Caracol identificó como Daniel, dijo que al parecer los homicidas eran personas conocidas o allegadas a las víctimas, que ingresaron con ellas y luego salieron del lugar en un vehículo.

La Policía Nacional ha mantenido hermetismo sobre el caso a la espera de que las autoridades venezolanas confirmen plenamente que el narcotraficante es una de las dos personas que aparecieron muertas en ese país.

En junio del 2006 circuló una versión en el sentido de que alias "Jabón" había sido muerto a tiros en Caracas, pero las autoridades colombianas negaron esa información.

Fuentes de seguridad de Colombia sostienen que varios narcotraficantes de este país se refugian en Venezuela para eludir la intensa persecución de las fuerzas armadas.

Recientemente el zar antidrogas de Estados Unidos, John Walters, acusó al presidente Chávez de convertirse en el gran facilitador del tráfico de cocaína hacia Europa y Norteamérica por su negligencia para combatir el narcotráfico.

Los cuerpos fueron encontrados el miércoles de la semana pasada por personal del hotel, en donde los testigos vieron a Varela llegar acompañado de otros que después se fueron pero no se escucharon disparos, informó el jefe policial.

El occiso era el último de los líderes de los traficantes del Norte del Valle que quedaba en libertad después de que el año pasado fueron capturados Juan Carlos Ramírez Abadía en Brasil y Diego Montoya en Colombia.

Varela llevaba un documento de identidad falso bajo el nombre de José Antonio Pérez Chacón. La identidad del hombre asesinado a su lado todavía no ha sido confirmada.

Varela, de 50 años, enfrentaba cargos de narcotráfico en tribunales federales de Estados Unidos desde 2004.

Comandaba un ejército privado que, a lo largo de la costa occidental de Colombia, protegía las rutas de la cocaína y eliminaba a sus rivales, según la policía colombiana. (Reuters, AP y DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario