Información Gral

Empresa argentina seleccionada para construir un reactor en Egipto

La empresa estatal argentina de Investigaciones Aplicadas (Invap) fue una de las seleccionadas por el gobierno egipcio para construir el primer reactor nucleoléctrico. Según indicó el ministro de Electricidad y Energía de Egipto también analiza las ofertas de otras seis compañías que aprobaron los requisitos.

Viernes 11 de Julio de 2008

La empresa estatal argentina de Investigaciones Aplicadas (Invap) fue una de las seleccionadas por el gobierno egipcio para construir el primer reactor nucleoléctrico.

Según indicó Hasan Yunis, ministro de Electricidad y Energía de Egipto, también analiza las ofertas de otras seis compañías que aprobaron los requisitos; son firmas de Estados Unidos, España, el Reino Unido, Australia, Suecia y Suiza.

El gobierno de Hosni Mubarak había hecho en febrero último una preselección de 20 empresas que se habían postulado como consultoras para la obra.

El Invap cuenta con antecedentes que juegan a su favor. Entre 1983 y 1988 construyó el reactor ETRR-2 en Inshas, a 60 kilómetros al noroeste de El Cairo.

Durante cinco años los ingenieros argentinos trabajaron con la Autoridad de Energía Atómica egipcia (AEA).

Sin embargo, las funciones de ETRR-2 guardan poca relación con el nuevo proyecto en el que está embarcado el gobierno egipcio.

El ingeniero Pablo Abate, desde Bariloche, indicó que "la finalidad principal del reactor que construimos es la investigación y con los neutrones que con él se generan se producen radioisótopos para usos médicos. Es de pequeña potencia, no sirve para producir electricidad. Para dar una idea, es mil veces más pequeño de lo que sería una central de producción nucleoeléctrica", según difundió ayer la BBC Mundo.

Demanda energética. En Egipto, según el diario Al Ahram, la demanda de electricidad se triplicará en 20 años. El 21 de septiembre de 2006 el hijo del presidente Mubarak, Gamal, resaltó en la conferencia anual de su partido: "Tras dos décadas de congelamiento, Egipto está listo para relanzar su programa nuclear, suspendido tras el desastre de Chernobyl en Ucrania".

Desde entonces, el mandatario ha conversado de temas nucleares con sus pares de Rusia, China y Francia entre otros, pero antes de elegir la empresa encargada de construir el reactor que le permita cubrir sus necesidades internas de energía, es necesario un paso previo.

"La gestión de ese contrato es tan compleja que muchos países buscan ayuda en empresas consultoras", explicó Abate.

El cliente, de acuerdo a pautas internacionales, debe cumplir una serie de requerimientos que van desde conseguir toda la información del futuro sitio del reactor para que el diseñador pueda tener en cuenta las condiciones del lugar, hasta toda la certificación y control de la obra.

 

 

Auspicioso antecedente. La empresa Invap, que ahora participa en la licitación que se realiza en la actualidad en Egipto, junto con la consultora internacional europea Poyry, ya había levantado un reactor en el norte de Africa ocho años antes de comenzar las obras en Inshas.

El Invap también creó entre 1985 y 1989 un reactor nuclear de investigación de un megavatio (un millón de vatios) de potencia térmica en la localidad costera capitalina de Draria, Argelia. La planta fue bautizada Nur (Luminosidad, en árabe.

En su página de internet, la empresa destaca que "cuando el gobierno egipcio optó por la oferta argentina, ambos países carecían de vínculos recíprocos culturales o de comercio exterior que pudieran haber facilitado la operación".

Además, se agrega que el prestigio logrado en el mundo árabe tras la construcción de Nur también puede acudir en su favor.

El empresa Invap fue fundada en 1976, tras un convenio realizado entre la Comisión Nacional de Energía Atómica de Argentina y el gobierno de la provincia de Río Negro.

En la actualidad tiene oficinas, laboratorios y talleres que cubren más de 10 mil metros cuadrados, ubicados en el parque nacional Nahuel Huapi, cerca de Bariloche.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario