Información Gral

El Senado sigue debatiendo el proyecto de ley de matrimonio homosexual

La sesión comenzó minutos después de las 13 del miércoles. Tras la exposición de Gerardo Morales, en estos momentos tiene la palabra Pichetto, para luego dar paso a la votación. Las proyecciones indican que finalmente el proyecto se convertiría en ley.

Miércoles 14 de Julio de 2010

Buenos Aires.- El Senado continuaba debatiendo el proyecto en revisión de la Cámara de Diputados que habilita el matrimonio homosexual, en una sesión que se prolongó hasta pasadas las 3 de la mañana, luego de una agobiante jornada de más de catorce horas de trabajo.

Tras la exposición de Adolfo Rodríguez Saá, luego tomó la palabra Gerardo Morales y finalmente se pronuncia el jefe del bloque oficialista, Miguel Angel Pichetto, para luego dar paso a la votación.

En las proyecciones en base a las exposiciones o las declaraciones públicas de los legisladores, los números de senadores a favor y en contra de la norma son muy parejos, aunque en el Congreso se calcula que finalmente se impondría la ley de matrimonio igualitario.

La sesión arrancó a las 13.15 pero el debate puntual sobre la iniciativa que modifica el Código Civil estuvo precedido por un contrapunto entre la senadora puntana Liliana Negre de Alonso y Pichetto.

Con cuestionamientos cruzados, Negre de Alonso y Pichetto discutieron sobre la decisión de la Presidencia del Senado de invalidar el debate sobre un dictamen de mayoría de “unión civil” -promovido por senadores opositores-, en respuesta a una impugnación presentada por el Frente para la Victoria.

“Es una verdadera ilegalidad lo que usted ha hecho”, dijo Negre de Alonso al presidente provisional del Senado, José Pampuro, y planteó una cuestión de privilegio porque la Presidencia del cuerpo no la había notificado sobre la impugnación de Pichetto.

De igual forma, el jefe del bloque oficialista acusó a Negre de Alonso de “haber violado la Constitución, en su artículo 81, al cambiar intencionalmente los giros a comisión, violentar el reglamento y la historia”.

Los presidentes de bloques habían acordado ayer que el pleno del cuerpo debía pronunciarse en primer término sobre el dictamen de mayoría de la comisión de Legislación General que rechaza la media sanción de Diputados.

Entonces, en caso de que no se aprobara el rechazo, se pasaría a votar el dictamen de minoría que avala el proyecto con media sanción de Diputados y que cuenta con el apoyo del oficialismo y de parte de la UCR.

Siete horas después del inicio de la sesión, sólo se había pronunciado un tercio del total de los 50 senadores anotados en la lista de oradores, con posturas a favor y en contra, y en algunos casos con la defensa expresa del proyecto de “unión civil” que no podrá ser debatido.

En representación del kirchnerismo, la senadora Liliana Fellner declaró hoy que la propuesta de matrimonio igualitario apunta a que “todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades ante la ley”.

“Nuestra obligación es votar por la igualdad”, afirmó la legisladora jujeña y advirtió que el Parlamento debe “legislar para el matrimonio civil, en un estado laico, dentro de una construcción social, económica y cultural”.

Además, dijo descreer que alguien se convierta en homosexual a partir de la sanción de una ley que permita el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En cuanto a la discusión sobre la adopción, Fellner señaló que el Código Civil “no habla de orientacion sexual cuando una persona soltera quiere adoptar”.

Desde la vereda opuesta, Negre de Alonso expresó su rechazo al proyecto de Diputados e insistió con que esa iniciativa “viola los derechos de las mujeres” porque otorga un “tono neutro” al lenguaje normativo.

La senadora puntana fue la encargada esta tarde de inaugurar la lista de oradores del debate sobre la iniciativa y apoyó su postura contraria en argumentos utilizados por la camarista e integrante de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), Graciela Medina, quien había participado de las audiencias de la comisión de Legislación General del Senado.

En aquella oportunidad, Medina -según recordó Negre de Alonso- expresó que si bien estaba a favor “de la protección de los derechos humanos de las parejas homosexuales”, se oponía a la iniciativa aprobada en Diputados porque “viola los derechos de las mujeres” al establecer -en su redacción- “el parentesco sólo por la línea parental masculina”, entre otras cuestiones. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS